Debate sobre restos de las víctimas del 9/11

NUEVA YORK ( AP). Un debate sobre el lugar en que serán depositados los restos no identificados de las víctimas de los ataques del 11 de septiembre sigue vivo en el 10mo aniversario de los atentados, y varios de los familiares no están satisfechos con el plan municipal de depositarlos en el museo en el lugar del ataque en Nueva York.

Presionada por los familiares que se oponen al plan, la municipalidad envió la semana pasada una carta a los familiares de casi 2,800 personas muertas en el Centro de Comercio Mundial, después que 17 familiares demandaron a la ciudad exigiendo direcciones para poder sondear a los familiares.

Un juez rechazó su petición la semana pasada, pero la ciudad, según la cual los planes son conocidos desde hace tiempo y fueron aprobados por los familiares, envió cartas con la esperanza de solucionar el caso.

" Sabemos cuán importante y delicado es este asunto para los familiares de las víctimas", mencionó la carta firmada por el doctor Charles Hirsch, director municipal de patología, y Joe Daniels, presidente del memorial y Museo del 11 de Septiembre, que tienen en su junta directiva a varios de los familiares.

En los otros lugares en los que se estrellaron los aviones secuestrados el 11 de septiembre del 2001, el emplazamiento de los restos no identificados ha sido solucionado. Los del Pentágono, donde se estrelló el vuelo 77 de American Airlines, fueron enterrados en el cementerio nacional de Arlington, en Virginia en el primer aniversario del ataque. Tres ataúdes con restos no identificados proceden del vuelo 93 de United Airlines, que cayó en un sembrado de Shanksville, en Pensilvania, y fueron enterrados allí este septiembre.

Para los familiares de las víctimas del Centro del Comercio Mundial, la carta no zanja su disputa, que refleja años de tensiones debido a la búsqueda y manejo de los restos de las víctimas.

Los restos nunca identificados corresponden a más de 1,100 personas muertas en las torres gemelas. El museo subterráneo sigue en construcción, por lo que unas 9,000 piezas de restos no identificados se encuentran depositadas en una carpa impermeable situada junto al East River de Manhattan, cerca de la oficina del forense.

El plan actual contempla su traslado en el 2013 a una cripta privada en el museo, según la carta. El público no tendrá acceso al lugar, protegido por un muro con una cita del poeta Virgilio: "Ningún día os borrará de la memoria del tiempo".

En la cripta habrá un saloncito privado para los familiares, que no pagarán los 20 dólares que cobrará el museo, además de tener acceso tras el cierre del lugar, según la carta.

Con todo, los familiares opuestos creen que un museo no es el lugar adecuado para acoger los restos de sus seres queridos. Les molesta la idea de pasar ante una tienda de regalos y turistas para acudir a la cripta situada a 21 metros (70 pies) bajo tierra. Desean que los restos sean colocados en un lugar separado de la plaza inaugurada el 11 de septiembre, un tratamiento que consideran más respetuoso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes