Debaten medidas de seguridad tras atentado en Colombia

BOGOTA (AP). Las autoridades debatían hoy miércoles medidas de seguridad para Bogotá, donde la víspera estalló un petardo matando a dos personas sin que hasta ahora se conozcan los autores del atentado.

El alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, convocó a la sede de la alcaldía a una reunión de los mandos policiales y el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, para discutir los detalles de lo ocurrido, medidas para apoyar los comercios y oficinas que sufrieron daños por el estallido, así como auxilios a las familias de las dos víctimas.

Moreno, junto al comandante de la policía metropolitana, general Rodolfo Palomino y el ministro Santos, dijo a los reporteros que aún no había detenidos, que al menos 21 locales sufrieron daños y que carecían de evidencias que confirmaran la hipótesis de que el ataque pudo ser obra de milicias urbanas de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que extorsionarían al local comercial en busca de dinero.

El petardo con unos cinco kilos de explosivo fue colocado posiblemente en un maletín o un bolso para libros, dentro de una cajero automático ubicado en el interior de una tienda de cintas de video al norte de Bogotá, dijo Palomino.

Agregó que los expertos aún trabajan para establecer el mecanismo usado para hacerlo detonar la mañana del martes.

La explosión mató a Carlos Romero, de 37 años, y a Diana Mora, de 50 años, un portero y vendedora del local afectado, dijo Santos.

"Yo estoy casi seguro que fueron las FARC, pero no lo puedo dar (asegurar) ciento por ciento", señaló el ministro Santos.

Agregó que por datos de inteligencia policial y otros casos ocurridos en el pasado, incluyendo denuncias de los propios comerciantes, saben que milicias urbanas hacen extorsiones en la ciudad, pero que era muy difícil establecer tanto la cantidad de dinero de las extorsiones como el número de comerciantes que la sufrían.

Al ser consultado sobre si el gobierno retiraría su apoyo a un operativo para la anunciada liberación de seis secuestrados en manos de las FARC, según anunció de esa guerrilla en diciembre, el ministro aclaró que se trataba de dos temas diferentes.

"No podemos por ello suspender algo que es bueno para, por supuesto los secuestrados, pero también para las familias", dijo Santos agregando que se discutiría en la reunión crear un grupo de trabajo policial y militar especialmente para el tema de las extorsiones en la ciudad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes