Decenas de muertos por accidente aéreo en Congo

GOMA, RDcongo (AFP) - Decenas de personas murieron, unas 70 resultaron heridas y siete sobrevivieron tras estrellarse el martes en Goma, este de la República Democrática del Congo, el avión de una compañía privada congoleña en que viajaban poco después de despegar, según diversas fuentes.

El avión, un DC9 fletado por la compañía Hewa Bora, que cumplía el trayecto entre Goma y Kinshasa, se estrelló en un extremo de la pista en el barrio popular y comerciante de Birere hacia las 14H30 locales (12H30 GMT), poco después de despegar.

Según fuentes aeroportuarias en Goma, el accidente causó "decenas de muertos", pues muchos pasajeros quedaron atrapados en el aparato en llamas.

Esas fuentes indicaron que el aparato arrastró a su paso todo lo que se encontró por delante hasta que se detuvo al tropezar con las casas.

El gobernador de Kivu-Norte, Julien Paluku, no brindó ningún balance pero dijo que a bordo del aparato viajaban "79 pasajeros y seis tripulantes", cifra que también refirió la Red de Vías Aéreas de Goma.

La Misión de la ONU en la RDC (MONUC) indicó que en el aparato había entre "70 y 130" pasajeros y que "siete" -tres tripulantes y cuatro pasajeros- sobrevivieron.

Interrogados por la AFP, los diferentes hospitales de Goma indicaron que admitieron unos 70 heridos.

"El avión llevaba un centenar de personas a bordo. Hay seis sobrevivientes entre éstos el piloto y el copiloto", había indicado a la AFP un agente de la torre de control del aeropuerto de Kinshasa, que centraliza todos los datos enviados por Goma.

En las proximidades de la carcasa calcinada del avión, un periodista de la AFP vio a cinco supervivientes, dos congoleños con un bebé y dos occidentales, que fueron atendidos por socorristas.

Según el testimonio de un superviviente citado por la radio Okapi, apadrinada por la ONU, "estalló un neumático" durante el despegue, cuando el avión ya había ganado velocidad.

Según parece el piloto intentó frenar, pero perdió el control del aparato.

A media tarde, pese al trabajo de los bomberos de la MONUC, no quedaba casi nada del avión, del que sólo era reconocible la parte delantera.

Sus alas fueron arrancadas en el accidente y el segmento central y la cola quedaron destruidos por las fricciones durante el frenado y por el incendio declarado en la parte trasera del aparato.

En medio de los cascotes y casas en ruinas se percibía un fuerte olor a quemado y a combustible.

Este drama se produce cuando aún no han transcurrido seis meses desde que un Antonov 26 de una compañía privada congoleña se estrelló el 4 de octubre en un barrio popular de la capital, Kinshasa, causando al menos 50 muertos y 32 heridos.

Ese accidente desencadenó la destitución del ministro de Transportes de entonces por "incompetencia", pero no se tomaron medidas para reformar el sector aeronáutico en el país, cuya flota está formada esencialmente por aparatos vetustos de fabricación soviética que suelen volar sin respetar las leyes de la aviación civil.

Esto ha causado decenas de accidentes mortíferos en los últimos años.

Todas las compañías aéreas congoleñas figuran en la lista negra de la Unión Europea, que les prohíbe el acceso a su espacio aéreo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes