Declaran en rebeldía a dos bolivianos presuntamente implicados en caso Lamia

Un juzgado boliviano declaró hoy en rebeldía al director de operaciones de la aerolínea Lamia, Marco Antonio Rocha, y a la exfuncionaria aeronáutica Celia Castedo, en el juicio que se les sigue por el accidente del avión que se estrelló en noviembre pasado en Colombia causando la muerte de 71 personas.

La decisión fue tomada en el Juzgado Tercero de Instrucción Cautelar en lo Penal de la ciudad de Santa Cruz (este), de donde partió el avión, informó la Fiscalía General en un comunicado.

Rocha se encuentra en paradero desconocido, mientras que Castedo, exempleada de la Administración de Aeropuertos y Servicios a la Navegación Aérea (Aasana), huyó a Brasil en diciembre, donde solicitó refugio y acusó al Gobierno boliviano de no garantizarle un juicio justo.

De acuerdo con la Fiscalía, los dos enfrentarían presuntos delitos de "desastres en medios de transporte, homicidio culposo y lesiones gravísimas" por el accidente aéreo registrado cerca de la ciudad colombiana de Medellín el 28 de noviembre, mientras que a Castedo también se le imputan delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias.

En dicho accidente, de un vuelo chárter operado por Lamia, fallecieron 71 personas -entre ellas la mayor parte de la plantilla y directiva del club de fútbol brasileño Chapecoense- y sólo sobrevivieron seis.

Castedo fue la encargada de revisar el plan de vuelo y, según su propio relato, advirtió en varias ocasiones de deficiencias graves, especialmente la falta de combustible para hacer frente a eventualidades en el vuelo, como la congestión del aeropuerto de destino.

La falta de autonomía de vuelo, igual a la extensión del trayecto, es precisamente la principal hipótesis que manejan las investigaciones sobre el accidente.

De acuerdo con Castedo, que publicó una extensa carta cuando huyó a Brasil, avisó reiteradamente de esa circunstancia pero la tripulación del vuelo siguió adelante con el plan y ella no tenía competencias para paralizar la salida.

Aasana suspendió a su empleada el 30 de noviembre y la denunció ante la Fiscalía de Santa Cruz el 2 de diciembre por no avisar a sus superiores de las cinco observaciones que realizó al vuelo.

El que ejercía como abogado de Castedo, Guido Colque, murió el 13 de febrero como consecuencia de un ataque cardiaco en el transcurso de una audiencia judicial en Santa Cruz, por otro caso.

Marco Rocha era, junto al capitán Miguel Alejandro Quiroga -que falleció en el accidente-, el único piloto autorizado para volar el avión que se estrelló, y se sabe que salió de Bolivia hacia Paraguay días antes del accidente.

Dentro de las investigaciones que se efectúan en Bolivia están en prisión el director general de Lamia, Gustavo Vargas Gamboa, y el exsupervisor de tránsito aéreo Aasana Joons Miguel Teodovich.

También fue encarcelado el hijo de Vargas Gamboa, Gustavo Vargas Villegas, quien siendo director de Registro Aeronáutico Nacional de la Dirección de Aeronáutica Civil autorizó en 2014 la importación y matrícula provisional del avión de la aerolínea.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Tu emisora... Parte de tu vida