Declaran extinguido el pozo de BP en el Golfo de México

Washington (EFE).- El pozo Macondo de la empresa BP en el Golfo de México, responsable del peor vertido de crudo en la historia de EE.UU., fue declarado oficialmente extinguido, tras el éxito de las últimas pruebas, informó hoy el servicio de Guardacostas.

El comandante del servicio de Guardacostas, Thad Allen, indicó en un comunicado que las pruebas de presión realizadas la pasada noche para comprobar la solidez del tapón de cemento inyectado a Macondo han tenido éxito y el pozo "está efectivamente muerto".

Aún se deben dar algunos pasos adicionales requeridos por las regulaciones existentes, pero "podemos declarar ya, de manera definitiva, que el pozo Macondo ha dejado de constituir una amenaza para el Golfo de México".

La Oficina de Regulación y Administración de la Energía Marina ha confirmado que el sellado con cemento "ha tenido éxito, que el pozo ha quedado cerrado de manera permanente con tapones de cemento y que las pruebas de presión confirman que los tapones son sólidos", agregó el comunicado.

Las últimas pruebas, comenzadas en la tarde del sábado, concluyeron hoy a las 05.54 hora local (10.54 GMT), precisó el comunicado.

"Aunque el pozo está extinguido, seguimos comprometidos con nuestros denodados esfuerzos para limpiar cualquier mancha de petróleo adicional que pueda quedar", explicó Allen, quien encabeza el Mando Nacional de Incidentes.

Este mando traspasará ahora la responsabilidad de la vigilancia de Macondo a la Oficina de la Energía Marina.

Con la declaración de "muerte" de Macondo se pone fin a un episodio que ha durado cinco meses y que comenzó con la explosión, el 20 de abril, de la plataforma petrolera "Deepwater Horizon", en la que murieron once personas.

Dos días después, la plataforma se hundió en el mar, sin que los dispositivos que debían activarse de modo automático para cerrar el pozo llegaran a entrar en funcionamiento.

La empresa propietaria de Macondo, BP, concluyó el sábado la operación para sellar la base del pozo y reforzar el "tapón" de cemento que ya se colocó por encima de los restos hace más de un mes.

La operación sufrió un retraso de semanas debido al mal tiempo y dudas sobre la presión interna del yacimiento.

Inicialmente, BP contaba con haber podido concluir el sellado en agosto, pero un temporal obligó a abandonar los trabajos, que sólo se retomaron el lunes pasado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes