Defensa de Posada Carriles intenta mostrar testigo es espía

EL PASO, Texas, EU ( AP). Los abogados defensores del ex agente de la CIA Luis Posada Carriles intentaron el lunes presentar a un testigo crucial de la fiscalía como un espía del gobierno cubano.

Los abogados le recordaron a Gilberto Abascal las visitas que efectuó a Cuba en los últimos años, y afirmaron que esos viajes frecuentes habrían sido imposibles sin la anuencia de altas autoridades de la isla.

Abascal, oriundo de Cuba y afincado en un suburbio de Miami, subió al estrado de los testigos por sexto día consecutivo.

El testigo ha reconocido que fue un informante a sueldo del gobierno de Estados Unidos y recibió 80,000 dólares de fondos federales para que declarara contra Posada Carriles, pero niega tener vínculos con las autoridades de Cuba.

Abascal, de 45 años, es un testigo crucial para concretar la solidez de varios de los 11 cargos de perjurio, obstrucción de la justicia y fraude migratorio presentados contra Posada Carriles.

Según versiones de prensa, éste recurrió a la violencia para desestabilizar a regímenes comunistas en América Latina y es enemigo de Fidel Castro.

Posada Carriles, de 82 años, está acusado de mentir durante audiencias de inmigración en El Paso en las que se le interrogó sobre la manera como ingresó de manera subrepticia a suelo estadounidense en el 2005.

También está acusado de no reconocer su participación en una serie de atentados en 1997 en hoteles y un restaurante en La Habana en el que falleció un turista italiano, incluso cuando después aceptó su responsabilidad en una entrevista con el diario The New York Times.

Abascal dijo que era el mecánico a bordo de un bote camaronero convertido en yate que navegó hasta la localidad turística mexicana de Isla Mujeres, donde recogió a Posada Carriles y lo ayudó a ingresar a Miami.

Este había dicho a las autoridades de inmigración que pagó a un traficante de personas con el fin de que lo llevara de Honduras hasta Texas, donde cruzó la frontera para dirigirse a Houston.

Arturo Hernández, abogado de Posada Carriles, pasó horas interrogando a Abascal sobre su historia personal en un intento por desacreditarlo como testigo.

Hernández dejó entrever la posibilidad de que Abascal hubiera aprovechado los diversos viajes que efectuó para trasladar de contrabando personas o mercancías de Cuba a Estados Unidos y viceversa.

Abascal respondió que lo único que trajo de contrabando fue a Posada Carriles.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes