Defensa: testimonio Montesinos no sirve en caso Fujimori

LIMA (AP). El intento de Vladimiro Montesinos de limpiar de responsabilidad al ex presidente Alberto Fujimori en violaciones a los derechos humanos "no sirve" de nada a la defensa, dijo el martes el abogado del ex mandatario.

"Legalmente todo lo que ha declarado Montesinos ayer (lunes) no sirve para nada", declaró César Nakazaki en una entrevista con la emisora Radioprogramas.

El ex jefe de inteligencia dijo que el ex mandatario no tuvo ninguna participación en las dos matanzas por las que es juzgado, pero lo elogió por su acertada conducción de la guerra antisubversiva. Luego, tras media jornada judicial se negó a seguir declarando aduciendo que debía dedicarse a enfrentar sus propios procesos.

Nakazaki cuestionó que Montesinos haya aceptado declarar y posteriormente cortara abruptamente su testimonio. La ley permitía a Montesinos abstenerse de declarar como testigo, para evitar incriminarse en los procesos penales que él mismo afronta.

"Lo único que ha logrado Montesinos ahora es que todos los testimonios que dio por escrito o que dio en los medios de comunicación, hoy sean utilizados por las otras partes como prueba" contra Fujimori, sostuvo Nakazaki.

Se refería a una declaración de Montesinos desde la cárcel cuando retó al ex presidente a retornar de su exilio en Japón para enfrentar a la justicia peruana, diciendo que "un jefe responsable y valiente debería de responder por lo que han hecho sus subordinados, o se les permitió hacer".

Asimismo, en otros procesos que enfrentó por corrupción, Montesinos dijo que él solo se limitó a obedecer las órdenes de Fujimori.

Ocho años después que un vídeo mostrara a Montesinos sobornando a un legislador, lo que provocó la caída del gobierno de Fujimori, y la huida de ambos del país, los ex socios volvieron a encontrarse el lunes en un tribunal.

El encuentro más esperado en los seis meses que lleva el proceso no tuvo sorpresas para la fiscalía, que ya preveía que Montesinos iba a eximir de responsabilidad a Fujimori para no incriminarse a sí mismo en delitos de abusos a los derechos humanos.

Las cámaras de televisión captaron a Fujimori y Montesinos lanzándose miradas de complicidad e intercambiando sonrisas y guiños.

La fiscalía ha pedido 30 años de prisión para Fujimori por supuestamente permitir las operaciones de un escuadrón de la muerte del ejército, organizado por Montesinos, que perpetró las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992) como parte de una guerra sucia contra la subversión.

En las dos matanzas murieron 25 personas, incluido un niño de ocho años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes