Demócratas fustigan operativo Rápido y furioso

WASHINGTON (AP). Un panel del Congreso de Estados Unidos tiene evidencia de que una fallida investigación sobre el tráfico de armas a México fue concebida u ordenada por funcionarios de alto nivel en el Departamento de Justicia, dijeron el lunes legisladores demócratas.

Los demócratas dijeron que la operación denominada Fast and Furious (Rápido y furioso) fue un esfuerzo equivocado de cinco años durante los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama en la división en Phoenix de la Oficina para el Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus iniciales en inglés) para desmantelar redes de tráfico de armas a lo largo de la frontera con México.

"El operativo Rápido y furioso fue el más reciente en una serie de fallidas operaciones realizadas por agentes de la ATF en Phoenix y por parte de la oficina del procurador de Estados Unidos en Arizona", señala el reporte de los demócratas en el Comité para la Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes.

El informe sigue a una investigación de un año y se espera que difiera drásticamente de las conclusiones de los republicanos, quienes este martes interrogarán al secretario de Justicia, Eric Holder en una audiencia ante el comité.

Según el informe de la ATF, hace seis años agentes de la ATF en Phoenix idearon una táctica arriesgada de permitir el paso de armas en un esfuerzo infructuoso por rastrear redes más grandes de tráfico de armas a partir de los compradores menores.

Pero durante el operativo, los agentes federales perdieron el rastro de muchas armas. Dos de ellas compradas en una armería en Phoenix fueron recuperadas en el lugar donde ocurrió un tiroteo donde murió el agente fronterizo estadounidense Brian Terry.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes