Demócratas rechazan proyecto republicano sobre inmigración

WASHINGTON (AP). Congresistas difundieron el jueves una carta que enviaron al presidente Barak Obama para expresarle su apoyo ante un proyecto de ley que busca despojarle de su autoridad discrecional para conceder estatus migratorios extraordinarios o postergar la deportación de extranjeros sin antecedentes criminales.

"Nosotros queremos que quede absolutamente claro que lo apoyamos contra estos ataques partidistas, mal intencionados y engañosos", señaló la misiva difundida por los representantes demócratas Luis Gutiérrez, Yvette Clarke y Mike Honda y firmada por 74 legisladores demócratas.

El proyecto de ley "es un ataque directo a su criterio, conocimiento de la ley y capacidad para aplicar con firmeza y equidad las leyes de Estados Unidos para el beneficio del pueblo estadounidense", agregó.

Legisladores demócratas de ambas cámaras han solicitado a Obama que haga uso de su autoridad discrecional para evitar la deportación de quienes se beneficiarían del Dream Act, un proyecto de ley que naufragó en el Senado en diciembre y que buscaba legalizar el estatus migratorio de jóvenes indocumentados que fueron traídos por sus padres a Estados Unidos cuando eran niños.

Los legisladores consideran a la autoridad discrecional de Obama como una solución temporal hasta que el Congreso asuma el debate para una reforma migratoria integral, pero el mandatario no ha mostrado inclinación a ejercerla.

El comité judicial de la cámara baja celebrará el 26 de julio una audiencia sobre el proyecto de ley, presentado este mes por su presidente republicano Lamar Smith. El senador republicano presentó un proyecto de ley similar en el Senado.

La medida busca despojar de su autoridad discrecional al presidente hasta el 21 de enero del 2013, cuando ya habría asumido el ganador de los comicios presidenciales previstos para noviembre del 2012.

Smith presentó su proyecto de ley después de que las autoridades federales anunciaran en junio modificaciones a la forma en la que hacen cumplir las políticas de inmigración, en un esfuerzo por concentrarse en las personas que hayan cometido delitos graves.

El republicano señaló que su propuesta "evitará que el gobierno de Obama conceda una amnistía administrativa masiva a inmigrantes ilegales. El gobierno de Obama no debería escoger cuáles leyes aplicará. El congreso debe detener esta amnistía administrativa".

Las posibilidades de que el Congreso asuma el debate para una reforma migratoria lucen remotas, ahora que los republicanos controlan la cámara baja. Pero cuando los demócratas controlaban ambas cámaras durante el periodo legislativo que terminó en diciembre, tampoco lograron reforma migratoria alguna.

Mientras tanto, la deportación sin precedentes de 393.000 personas en el 2010 han generado críticas de la comunidad hispana a Obama, quien necesitará del voto hispano para reelegirse en 2012.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes