Demuelen parte de un puente en el sur de Colombia

Parte de un puente que estaba en construcción fue demolido el miércoles en el sur de Colombia luego de que colapsara matando a nueve obreros.

Según el proyecto final el puente de 446 metros de longitud que atravesaría el cañón de Chirajara -de una profundidad de 286 metros- conectaría Bogotá con los Llanos Orientales. Su construcción había comenzado en enero de 2014.

El 15 de enero de este año una parte de la estructura se desplomó, al parecer por un error de diseño, dejando un saldo de nueve obreros muertos y ocho heridos.

Luego de que la obra estuviera paralizada por más de cinco meses se tomó la decisión de demolerlo para evitar nuevas víctimas y reiniciar su construcción.

La implosión duró menos de 30 segundos y ocasionó una gran nube de polvo que permaneció en el aire por varios minutos.

El ingeniero civil Rogelio Gómez fue el encargado junto a otras 11 personas de realizar la implosión controlada.

“Utilizamos más de 100 kilogramos del explosivo plástico indugel ya que la dinamita ya no se utiliza para estos trabajos. El indugel disminuye la sismicidad, el impacto en la caída, el ruido y la dispersión de material demolido y los explosivos los colocamos en 10 sitios estratégicos”, dijo Gómez a The Associated Press.

El ingeniero, con más de 20 años de experiencia en demoliciones, señaló que se utilizaron unos 3.000 metros de cordón detonante y 30 detonadores. Gómez ha realizado varios trabajos parecidos en diferentes partes del país y tiene experiencia internacional, especialmente en Chile.

Debido a la demolición se suspendió por varias horas el tráfico de vehículos en la zona para evitar cualquier inconveniente, dijo Gómez.

El puente de doble calzada iba a tener dos columnas en forma de diamante y 26 tirantes o cuerdas de acero hacia el exterior y otras 48 en el interior. Su inauguración estaba prevista para junio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes