Denuncia falsa de un crimen termina con un hombre muerto

Un bromista que hizo una denuncia falsa para que la policía fuera a una casa es el responsable de un incidente en el que falleció un hombre, informaron las autoridades el viernes.

El subjefe de policía Troy Livingston informó en conferencia de prensa que la persona que hizo la broma llamó al número de emergencias 911 para decir que estaba en su casa y que acababa de dispararle a su padre y que tenía a su madre y su hermana de rehenes.

Cuando los agentes llegaron, Andrew Finch acudió a la puerta y cuando acercó la mano a la cintura, un oficial pensó que tenía un arma y le disparó, matándolo.

Livingston dijo que Finch, de 28 años, no estaba armado y no había nadie herido en la casa.

La práctica de hacer una denuncia falsa para que llegue un escuadrón táctico SWAT a algún sitio es conocida como “swatting” y es común entre usuarios de juegos online. Pero familiares dijeron que Finch no era jugador.

El FBI calcula que unos 400 casos de “swatting” ocurren anualmente y que algunos bromistas usan dispositivos para impedir que se reconozca su número telefónico. La agencia federal está investigando el caso junto con las autoridades locales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes