Desactivan tres bombas en el País Vasco francés

ETIQUETAS

BAYONA, Francia (AFP). Tres artefactos explosivos fueron descubiertos en objetivos turísticos del País Vasco francés (sudoeste) la noche del jueves, uno de ellos en las vías del Tren de Gran Velocidad (TGV), obligando a desalojar a unos mil veraneantes, según las autoridades.

Las autoridades precisaron que se trataba de artefactos explosivos de poca potencia y "defectuosos". Todos fueron desactivados. Su presencia había sido advertida en una llamada anónima a los bomberos de Pau.

Uno de ellos estaba en la vía del TGV entre Boucau y Ondres, en las Landas (sudoeste). Otro fue encontrado en un centro de vacaciones en Arcangues que tuvo que ser evacuado y el tercero fue desactivado frente a la Oficina de Turismo de esa misma ciudad.

Se instauraron dispositivos de seguridad --luego levantados-- en otros tres lugares que fueron objeto de amenazas: el casino de Biarritz, una aldea de vacaciones en Anglet, que también fue evacuada durante la noche del jueves, y el hotel Ostape de Bidarray. "No se encontró ningún elemento sospechoso allí", precisó la prefectura.

"Los artefactos explosivos eran dispositivos artesanales, de poca potencia y defectuosos", señaló la prefectura en un comunicado, precisando que "todos los lugares cuentan con seguridad y fueron abiertos nuevamente al público".

Poco antes, la prefectura había indicado que el artefacto encontrado en la vía del TGV aparentemente estaba integrado por "una bombona de gas provista de un dispositivo de detonación".

Por otra parte, la estación de tren de Burdeos fue cerrada durante dos horas el viernes de mañana para permitir una inspección del TGV "ID Night", un tren nocturno que circula entre París y Hendaya, después de una amenaza de bomba, según la SNCF (empresa de ferrocarriles francesa).

No se encontró ningún artefacto explosivo y el TGV pudo salir, con varias horas de demora, precisó la misma fuente.

La investigación fue confiada a la subdirección antiterrorista de la dirección central de la policía judicial.

La ministra del Interior de Francia, Michèle Alliot-Marie, condenó en un comunicado "con la mayor firmeza la actitud irresponsable y escandalosa" de las personas que colocaron las bombas.

Alliot-Marie precisó que "pidió a las fuerzas de seguridad que utilicen todos los medios, sobre todo de policía técnica y científica, para encontrar lo antes posible a los autores de esos actos particularmente cobardes, con la finalidad de arrestarlos y llevarlos ante la justicia con miras de sanciones que desea ejemplares".

Esta serie de atentados frustrados se produjo después de que la policía francesa asestó en los últimos meses varios golpes duros a la organización armada vasca española ETA en el territorio francés.

Dos presuntos miembros de ETA fueron arrestados a fines de julio cerca de Dijon (centro-este), uno de los cuales fue presentado como uno de los responsables del aparato militar de la organización.

En mayo, cuatro supuestos dirigentes de ETA --incluyendo a Javier López Peña, alias "Thierry", presunto jefe de la organización independentista armada vasca-- fueron arrestados en Bayona y Burdeos (sudoeste).

En abril, Irrintzi, una organización independentista clandestina del País Vasco francés, amenazó con llevar a cabo varias "acciones armadas".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes