Desbordes y posibles inundaciones afectan Iowa e Illinois

GULFPORT, Illinois, EU (AP). El crecido río Misisipí derribó un dique el martes y anegó una zona donde las autoridades debieron rescatar a medio centenar de personas, mientras las inundaciones avanzaban al sur hacia Illinois y Misurí.

Pero aunque el agua dañó gran cantidad de casas y negocios, las autoridades dijeron que el daño hubiera sido peor si el gobierno federal no hubiera tomado medidas en terrenos propensos a anegarse después de las inundaciones históricas de 1993.

El martes, la anegación impidió el paso de vehículos por dos puentes entre Illinois y Iowa y amenazaba con cubrir con tres metros (10 pies) de agua varias zonas cercas a la pequeña población de Gulfport.

"No voy a regresar después de esta", dijo Lois Russell, de 83 años, mientras miraba su casa sumida en el agua cerca de Gulfport por tercera vez desde 1965.

El agua del Misisipí que derribó el dique el martes está cerca de Gulfport. De inmediato no se tuvieron detalles de las personas rescatadas.

El presidente George W. Bush inspeccionó el martes una zona inundada en Iowa y ofreció buscar con el Congreso la manera de ayudar a las víctimas de las tormentas en la región del medio oeste.

En declaraciones a periodistas, afirmó que el fondo federal para emergencias tiene montos suficientes para enfrentar los daños, pero agregó: "Lo que nos preocupa son desastres futuros este año".

El presidente dijo que una vez terminada la evaluación de los daños a los productores agropecuarios, se pondrá ayuda federal a su disposición.

Los cálculos preliminares indican que las inundaciones han dejado en general 1,500 millones de dólares en daños en Iowa, y que la cifra sin duda aumentará a medida que bajen las aguas.

Sin embargo, las autoridades insistieron en que el costo ha sido menor debido a que el gobierno federal adquirió tierras bajas después de la inundación de 1993, la cual causó perjuicios estimados en 12,000 millones de dólares.

Desde entonces, el gobierno ha comprado las casas de 9,000 familias para que salgan del lugar y convertido en parques y sitios deshabitados una gran parte de la zona, que ahora puede dejarse inundar con riesgos menores.

El gobierno federal prevé que 27 diques podrían desbordarse a lo largo del río si se cumplen los pronósticos meteorológicos y no resultan suficientes las barreras de bolsas de arena, según un mapa obtenido el lunes por la Associated Press.

Legiones de voluntarios en el sudeste de Iowa y otras partes del medio oeste como Illinois y Misurí apilaban sacos de arena en previsión de desbordes, mientras el resto del estado iniciaba las tareas de despeje.

En gran parte de Iowa se veían los primeros indicios de un retorno a la normalidad: la carretera interestatal 80 fue reabierta cerca de Iowa City por primera vez en varios días, y en la interestatal 380 al norte parecía seguirse el ejemplo el martes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes