Descartan falla en accidente aéreo que causó muerte de juez de caso Petrobras

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) dijo hoy que no hubo fallas técnicas en la aeronave que cayó al mar en enero de 2017 en un accidente que causó la muerte del magistrado del Supremo Tribunal Federal (STF) Teori Zavascki, entonces responsable de la investigación por el escándalo de la petrolera Petrobras.

El informe final sobre las causa del accidente fue dado a conocer hoy en la capital de Brasil por el Centro de Investigación y Prevención de Accidentes Aeronáuticos (Cenipa) entidad adscrita a la Fuerza Aérea y que tuvo a su cargo la investigación.

De acuerdo con el organismo, el accidente ocurrió debido a la mala condición de visibilidad que se presentaba en la región de la ciudad de Paraty al momento de la tragedia, la cual se encontraba por debajo de la requerida para operaciones como despegue o aterrizaje.

"La visibilidad horizontal en la bahía de Paraty al momento del accidente estaba en 1.500 metros, muy por debajo de la requerida que es de 5.000", señaló el coronel Marcelo Moreno, responsable de la investigación.

El informe también señaló que el piloto de la aeronave, Osmar Rodrigues, tenía 30 años de experiencia, estaba con toda su documentación al día y piloteaba ese avión desde 2010.

Además del magistrado, en el accidente murieron el empresario Carlos Alberto Fernándes Filgueiras, la masajista muscular Maira Lidiane Panas y su madre, Maria Ilda Panas, y el piloto de la aeronave.

El informe también reveló que todas las víctimas del accidente murieron por politraumatismo.

Una investigación preliminar adelantada por la Policía Federal ya había descartado un atentado o un sabotaje como causa del accidente aéreo.

El accidente que causó la muerte del exmagistrado ocurrió el 19 de enero de 2017 cuando el alto funcionario judicial estaba cerca de homologar las 77 delaciones premiadas de exdirectivos del grupo Odebrecht, implicado en los millonarios desvíos que se destaparon en la petrolera estatal.

A raíz de esos testimonios ante la Justicia, el Supremo autorizó la apertura de 76 investigaciones contra casi cien políticos con fuero privilegiado citados en las delaciones, entre ellos ocho ministros del actual Gobierno de Michel Temer.

El fallecimiento del magistrado generó especulaciones sobre las personas que estarían interesadas en sabotear el proceso, rumores que aumentaron aún más en mayo pasado, cuando el comisario de la Policía Federal que inició la investigación, Adriano Antonio Soares, fue asesinado a tiros en la ciudad de Florianópolis.

El objetivo de la investigación adelantada por el CENIPA es la prevención de accidentes aeronáuticos y no el de identificar culpables de los accidentes, según aclaró la entidad. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7