Deserción de canciller revela grietas en régimen de Gadafi

TRIPOLI ( AP). El gobierno libio reconoció el jueves la renuncia del ministro del Exterior, Moussa Koussa, pero sostuvo que el régimen aún posee el apoyo del pueblo.

Los rebeldes festejaron la deserción de Koussa en Londres como una señal de las grietas que se abren en los más altos niveles del régimen de Moammar Gadafi, pero el vocero del gobierno, Moussa Ibrahim, dijo que Koussa tomó su decisión por razones personales y que " otros ocuparán el puesto".

Ibrahim dijo que Koussa recibió permiso para viajar a Túnez porque sufría de diabetes e hipertensión. El gobierno no sabía que iría a Londres, aseguró. Koussa llegó a Gran Bretaña el miércoles en vuelo desde Túnez.

Koussa no es el primer funcionario de alta jerarquía que renuncia: los ministros de Justicia e Interior lo hicieron al principio del conflicto y se sumaron a la rebelión en el este, pero Koussa es hombre de confianza de Gadafi y conoce los resortes más íntimos del régimen. Su partida podría brindar información preciosa sobre la situación interna.

En otro orden, funcionarios estadounidenses revelaron que la CIA envió pequeños equipos de agentes a la región oriental del país que está en manos rebeldes, mientras la Casa Blanca estudia la posibilidad de armar a la oposición.

Los reveses en el campo de batalla alientan la posición de que los rebeldes, mal pertrechados, difícilmente vencerán sin una intervención directa de Occidente, dijo un alto funcionario de los servicios de inteligencia norteamericanos a The Associated Press.

A pesar de los reveses y los ataques continuos de la aviación de la OTAN a las fuerzas del gobierno, los leales a Gadafi registran éxitos en el terreno, al detener un avance rebelde hacia el baluarte del régimen en Trípoli, la capital.

El jueves, las fuerzas de Gadafi sometieron a los rebeldes a fuego intenso de artillería en la población petrolera de Brega, sobre el camino costero a Trípoli. Se formaban nubes negras sobre Brega al explotar los obuses.

" Las fuerzas de Gadafi llegaron a unos 30 kilómetros al este de Brega", dijo el rebelde Fathi Muktar. Durante la noche, los rebeldes lograron rechazarlos, pero al amanecer estaban nuevamente a las puertas de Brega, añadió. En cuanto a las bajas rebeldes, dijo que " había muchos heridos en el frente esta mañana".

El gobierno británico dijo el miércoles que el canciller libio Moussa Koussa había llegado al país y renunciaba a su puesto, pero Trípoli lo negó. Según el ministro del Exterior británico William Hague, la renuncia demuestra que el régimen " está fragmentado, presionado y se derrumba".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes