Despedida: Bush defiende logros de sus dos mandatos

WASHINGTON (AP). Impopular pero sin doblegarse ante ello, el presidente George W. Bush defendió hoy jueves sus controvertidos mandatos en un discurso de despedida en el que afirmó haber alcanzado una serie de éxitos dentro y fuera del país.

Refiriéndose a los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001, cuando el público lo respaldó, Bush declaró que Estados Unidos "nunca se cansará, nunca titubeará y nunca dejará de ser exitoso".

Con el peor nivel de aprobación popular desde Richard Nixon, Bush dijo que "ustedes quizá no estén de acuerdo con algunas decisiones difíciles que tomé, pero espero que puedan convenir en que estuve dispuesto a tomar las decisiones difíciles".

Como una última página en ocho años marcados indeleblemente por el terrorismo, dos guerras, la recesión y un impulso a la democracia, el mensaje ofreció a Bush una postrer oportunidad de defender su presidencia y elaborar un primer boceto de su legado para el análisis de los historiadores.

Bush leyó su discurso en el salón Este de la Casa Blanca, justo a 112 horas de que entregue el poder al presidente electo Barack Obama durante su asunción en el Pórtico Norte de la residencia presidencial.

El mandatario saliente dijo que la investidura de Obama, como el primer presidente negro de Estados Unidos, será un "momento de esperanza y orgullo" para el país.

"De pie en las escalinatas del Capitolio estará un hombre que refleja la promesa perdurable de nuestra tierra", dijo.

La presidencia de Bush se inició con el peor atentado terrorista en suelo estadounidense y termina con el peor colapso económico en tres generaciones.

"Al enfrentar la posibilidad de un colapso económico, emprendimos medidas decisivas para proteger nuestra economía", señaló.

"Estos son tiempos muy difíciles para las familias que trabajan, aunque el saldo sería mucho mayor si no hubiéramos actuado. Todos los estadounidenses se encuentran en esto juntos. Y juntos, con decisión y trabajo duro, vamos a restaurar nuestra economía hacia el sendero del crecimiento. Y le demostraremos nuevamente al mundo la resistencia del sistema de libre empresa de Estados Unidos", agregó.

No todos los presidentes ofrecen discursos de despedida. El padre de Bush, George H.W. Bush, no lo hizo, pero los asesores del actual mandatario saliente dijeron que quería agradecerle a la nación la oportunidad de estar a su servicio y quería también defender su legado en sus propios términos.

Al abordar el tema de la seguridad nacional, destacó los esfuerzos de su gobierno por equipar al país con nuevas herramientas para vigilar a terroristas, congelar sus bienes e impedir sus planes. También reconoció algunas de sus medidas más controvertidas, como el de realizar vigilancias de sospechosos de terrorismo sin mediar órdenes judiciales y permitir el interrogatorio de supuestos terroristas con métodos duros.

"Hay un debate legítimo sobre muchas de estas decisiones, pero no puede debatirse mucho sobre los resultados", dijo Bush, quien reiteró su creencia de que el difundir la libertad por el mundo presenta una alternativa al extremismo. "Estados Unidos ha pasado más de siete años sin otro atentado terrorista en su suelo".

"Como todos los que han ejercido este puesto antes que yo, he experimentado reveses", agregó el mandatario. "Hay cosas que haría de forma distinta si tuviera la oportunidad. Sin embargo, siempre he actuado pensando en los mejores intereses del país. He escuchado a mi consciencia y he hecho lo que consideré era lo correcto".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes