Desplazados en Haití carecen de albergue contra tormentas

PUERTO PRINCIPE (AP). En medio de pronósticos de que será una de las más intensas registradas, la temporada de huracanes comienza el martes en el Caribe, donde cientos de miles de víctimas del terremoto en Haití están casi desprotegidas.

El gobierno haitiano, que ha tenido cinco meses para prepararse, dijo que aún está trabajando en planes de emergencia y de desalojo, pero no está claro a dónde irá la gente en momentos en que muchas iglesias, escuelas y otros albergues potenciales siguen en ruinas tras el sismo.

Desde que el fuerte movimiento telúrico del 12 de enero mató más de 300,000 personas y dejó sin vivienda a más de 1,5 millones, ha habido poco avance en el retiro de escombros de forma que la gente pueda regresar a sus barrios, y tampoco se han construido albergues más robustos.

El doctor Jean Pape, uno de los expertos en salud pública más prominentes del país, calcula que sólo 1% de las multitudes asentadas en zonas en riesgo de inundación han sido reubicadas.

"El tiempo simplemente se está agotando", señaló Mark L. Schneider, vicepresidente de la organización no lucrativa International Crisis Group. "No hay duda que grandes cantidades (de personas), decenas de miles, van a estar en situaciones de miseria cuando lleguen las lluvias".

Las lluvias moderadas de primavera que caen casi todos los días sobre Puerto Príncipe ya han dejado a los residentes de campamentos con agua putrefacta hasta las rodillas.

Claudia Toussaint, una mujer de 24 años ubicada cerca de un campo de golf, cavó un canal poco profundo en la tierra bajo su lona impermeable en un intento inútil por mantener el agua alejada de su colchoneta.

"Cuando llueve, no tenemos a dónde ir", comentó. "Simplemente nos empapamos".El problema va más allá de la miseria en aproximadamente 1.200 campamentos temporales. Grandes cifras de personas están expuestas a mosquitos propagadores de enfermedades. Inundaciones graves podrían ocasionar muertes masivas incluso a pesar de la presencia de miles de trabajadores asistenciales y de las fuerzas de paz de la ONU.

La Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera de Estados Unidos ha pronosticado hasta 23 tormentas tropicales con nombre, lo que haría de esta temporada una de las más activas registradas.

El terremoto ha obligado a Haití a actualizar sus planes de contingencia por tormentas, dijo el primer ministro Jean-Max Bellerive, incluyendo colocar alimentos y equipo de emergencia en sitios donde puedan ser utilizados con prontitud.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes