Despolarización y crisis, nuevas batallas del FMLN

SAN SALVADOR (AP). Con el triunfo de Mauricio Funes, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) extendió las victorias de la izquierda en Latinoamérica y ahora deberá enfrentar nuevas batallas para despolarizar la sociedad salvadoreña y evitar una agudización de los efectos de la crisis financiera.

"Un país no puede funcionar si la mitad está peleada con la otra mitad. Tiene que haber algún tipo de acuerdos nacionales básicos que permitan la gobernabilidad del país", dijo el rector de la Universidad Católica, el sacerdote jesuita José María Tojeira.

"Si estos acuerdos no se dan, el nuevo gobierno va a tener en el país una crisis severa", apuntó.

El triunfo de Funes, por un margen de ventaja de 2,5 puntos porcentuales, frenó el auge de dos décadas de gobiernos de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que llevó como candidato a Rodrigo Avila.

La campaña recordó los años más violentos de la guerra civil (1980-1992) y el país se vio dividido cuando Arena y el FMLN quedaron como únicos contendientes en la disputa. La polarización será el primer escollo que deberá enfrentar el nuevo gobierno a partir del primero de junio.

El arzobispo de la capital, monseñor José Luis Alas, dijo que el nuevo gobierno tendrá que enarbolar la bandera de "la reconciliación, tener como propósito el restañar las heridas todavía profundas, todavía abiertas" en los 12 años de la pasada guerra civil, que concluyó en 1992 con la firma de un acuerdo de paz. "Lo que nos une es mucho más que lo que nos divide", señaló.

Para Tojeira tiene que haber acuerdos sobretodo "en los campos de salud, educación, vivienda, impulsar el desarrollo a la micro y pequeña empresa que son las grandes fuentes de trabajo en este país".

El director de la Fundación Nacional para el Desarrollo, Roberto Rubio, dijo que desde el punto de vista económico el gobierno del FMLN "va a recibir las arcas (del Estado) bastante maltrechas y adicionalmente le tocará encarar la crisis económica".

Unas 14 empresas de maquila han cerrado dejando más de 10,000 trabajadores sin empleo, los industriales han perdido más de 3,000 empleos y la Asociación de Empresarios Salvadoreños registra más de 12,000 empleos perdidos, según Rubio.

Señaló que las remesas, que son la principal fuente de divisas en el país, cerraron el 2008 con una variación de 2,5%, muy por abajo de las tasas de crecimiento de hasta el 14%.

El sector privado también es parte fundamental en el proceso de desarrollo, pero deben de "abandonarse los paradigmas satanizados" sobre la relación con un gobierno de izquierda, señaló el rector de la Universidad Evangélica, Víctor Segura.

"El futuro partido de gobierno está invitado a romper esos paradigmas. Vamos a adentrarnos a una crisis económica que es inevitable y la empresa privada será un bastión importantísimo, un bastión al que debe de cuidarse", agregó Segura a la radio YSKL.

Funes invitó a las diferentes fuerzas sociales y políticas del país, incluido Arena, a construir "juntos esta unidad que debe ser basada en la tolerancia, en el respeto a las diferencias y en la identificación de objetivos comunes".

En ese esfuerzo "exige dejar de lado desde ya, la confrontación y el revanchismo", expresó.

Ahora los salvadoreños se preguntan sobre el futuro de Arena tras gobernar por cuatro períodos consecutivos, desde 1989.

"Arena si se mantiene unido, es capaz de volver a construir una opción", comentó Roy Campos, presidente de la Consulta Mitofsky.

"Tal vez en estos cinco años pierda fuerza, porque los programas de apoyo, los programas sociales, los programas de ayuda hoy van a estar en manos de otro partido que tiene que mostrar si es capas de abatir pobreza, desigualdades".

Campos señaló que "Arena desde la oposición puede construir una opción así como la construyó el Frente en su momento".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes