Detenido ex jefe militar chileno por violaciones a los DDHH

El ex comandante en jefe del ejército chileno, Juan Emilio Cheyre, fue procesado y detenido el jueves acusado por un juez de complicidad en el asesinato de 15 izquierdistas en los inicios de la dictadura militar, en 1973.

La orden de captura de Cheyre la dio el juez Mario Carroza, encargado de investigar solo casos de violaciones a los derechos humanos. El alto oficial ha negado reiteradamente todos los cargos, incluso las recientes acusaciones de dos ex presos políticos que lo responsabilizaron de torturarlos.

Cheyre, que comandó el ejército entre 2002 y 2006, quedó detenido en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén, al este de la ciudad. Cuando estuvo al mando de la institución armada, admitió que bajo la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) hubo violaciones a los derechos humanos.

El abogado querellante Cristián Cruz, dijo que "mis representados están profundamente emocionados, hemos vuelto a creer en la justicia, es difícil comprender todo lo que ellos, y los que hemos estado cerca, hemos pasado, por lo que estamos muy contentos por lo que aquí ha ocurrido con esta luz de esperanza".

Tras retirarse de la jefatura del ejército, Cheyre estuvo a cargo de un Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Católica, y luego integró la directiva del Servicio Electoral, organismo a cargo de las elecciones, del que se apartó hace algunos meses cuando Carroza inició la investigación de su caso.

Cruz solicitó en junio último el procesamiento de Cheyre, al que vinculó al secuestro y homicidio de 15 izquierdistas detenidos tras el golpe militar en el cuartel militar de La Serena, 470 kilómetros al norte de Santiago.

El caso es uno de varios hechos de la llamada "Caravana de la Muerte", un grupo de oficiales que a bordo de un helicóptero se trasladó por el norte y sur del país, agilizando juicios sumarios por orden de Pinochet. Cuando se marchaban de las ciudades que visitaban, quedaba un reguero de sangre y en muchas ocasiones de desaparecidos, según las investigaciones judiciales.

Las indagaciones han establecido que muchos presos sacados desde los cuarteles militares fueron llevados al desierto, asesinados con "corvos" (arma blanca militar), disparos y luego dinamitados. Cheyre estuvo destinado a uno de los regimientos visitados por este grupo de oficiales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7