Detienen a autor de tiroteo en escuela; hay "varios" muertos

Un individuo armado abrió fuego el miércoles en una escuela secundaria de Florida y mató a “numerosas” personas, lo que provocó que los estudiantes salieran corriendo a las calles y que un equipo de operaciones tácticas ingresara a las instalaciones antes de que las autoridades pudieran detener al perpetrador.

Los padres de familia alarmados acudieron al lugar y las ambulancias se reunieron frente a la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas. Video tomado en vivo muestra a los rescatistas aparentemente atendiendo a los heridos en la acera.

“Hasta el momento tenemos al menos 14 víctimas”, tuiteó la jefatura de policía del condado Broward. “Se siguen transportando víctimas al Broward Health Medical Center y al hospital Broward Health North”.

“Hay numerosas víctimas fatales, es una situación horrenda”, dijo por su parte el superintendente escolar del condado de Broward, Robert Runcie. “Es un día espantoso para nosotros”.

El hijo de 17 años de Len Murray, un estudiante de segundo año, le envió a sus padres un aterrador mensaje de texto alrededor de las 2:30 p.m. “Mamá y papá, hay disparos en la escuela. Afuera se escuchan las sirenas de la policía. Estoy en el auditorio y las puertas están cerradas.

Minutos después volvió a escribir: “Estoy bien”.

Imágenes de televisión muestran a policías uniformados de verde y con las armas desenfundadas mientras ingresan a la escuela, y posteriormente a decenas de alumnos corriendo desenfrenadamente o caminando muy rápido. Se ve a un agente que ayuda a evacuar a los alumnos. Otros se aferraron a sus compañeros mientras salían del lugar.

El departamento escolar de Broward indicó en su sitio web que estudiantes y personal escucharon detonaciones y la escuela inmediatamente cerró las instalaciones.

Murray dijo que se apresuró hacia la escuela y que las autoridades le marcaron el alto debajo de un puente de la autopista, desde donde se ve el lugar. Dijo que le pidió a su hijo que ahorrara la batería de su teléfono y dejara de enviar mensajes, mientras que su madre le pidió que apagara el sonido de su dispositivo.

Los padres no han recibido información hasta el momento, destacó. “Tengo miedo por los otros padres que están aquí. Se les pueden ver las caras de preocupación. Todo el mundo pregunta. ‘¿No han escuchado nada de mi hijo?’”, indicó Murray.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7