Dieciséis heridos en ataque con excavadora en Jerusalén

JERUSALÉN (AFP) - Un palestino hirió el martes a dieciséis personas en un nuevo atentado mediante una excavadora en Jerusalén, el segundo en tres semanas, antes de ser abatido por un guardia fronterizo.

El conductor del vehículo de obra, Ghassan Abu Tir, de 22 años, natural de un pueblo situado en la parte oriental de la ciudad santa, Oum Touba, próximo a Belén, (Cisjordania), trató en un primer lugar de volcar un autobús, antes de dañar varios coches.

El atentado se produjo a una decena de metros del hotel King David donde está previsto que se aloje desde el martes el candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, que visitará durante 24 horas Israel y Cisjordania ocupada.

La policía israelí destacó que la visita de Obama estará acompañada de un fuerte dispositivo de seguridad.

Antes de su llegada a Israel, Barack Obama condenó desde Ammán el ataque mediante excavadora y destacó que respalda a Israel en su lucha "contra el terrorismo".

"Es una repetición de lo que sucedió el 2 de julio", declaró por su parte el jefe de la policía de Jerusalén, Aharon Franco.

Ese día, Hussan Taysir Dwayat, de 30 años, un palestino de Jerusalén este, mató a tres israelíes e hirió a 45 personas a bordo de una excavadora idéntica en pleno centro de la ciudad, antes de ser abatido.

"Se trata de un nuevo intento de matar a gente inocente en un acto insensato de terrorismo", declaró a la AFP el portavoz del gobierno, Mark Regev.

Según la policía, la cifra de palestinos de Jerusalén Este implicados en "actividades terroristas" se encuentra en constante aumento.

Entre 2000 y 2007, los servicios de seguridad arrestaron a 270 sospechosos procedentes de esa parte de la ciudad, mientras que esta cifra pasó a 70 durante el primer semestre de este año, añadió la policía.

Los palestinos de Jerusalén Este, que ha anexado Israel, se benefician de un estatuto de residentes que les permite desplazarse y trabajar en Israel, a diferencia de los habitantes de Cisjordania.

"La policía y el Shin Beth (servicio de seguridad interna israelí) examinan la situación. Es la segunda vez. Ya hemos tomado medidas. Tenemos vigilados a los habitantes de Jerusalén Este. Debemos intensificar nuestras acciones en ese sector", explicó Aharon Franco.

El autor del atentado del martes "atacó primero a un autobús, que logró apartarse. A continuación cambió la trayectoria de la excavadora y chocó contra cinco coches, que dañó", prosiguió Franco.

Un civil israelí desenfundó entonces su arma y disparó hacia el hombre, antes de que un guardia fronterizo lo matase de varios balazos.

El palestino tuvo sin embargo tiempo de herir a dieciséis personas, una de ellas herida de gravedad en las piernas, según el servicio de urgencia israelí, el Magen David Adom.

El presidente palestino, Mahmud Abas, condenó "con la mayor firmeza los ataques terroristas" y deseó "una pronta recuperación de los heridos", tras un encuentro en Jerusalén con su homólogo israelí Simon Peres.

"Volvía a mi casa cuando vi la excavadora embestir un autobús cuatro o cinco veces. Todas las ventanas estallaron", declaró a la AFP Yohanane Levine, de 16 años, a unos metros del vehículo inmóvil.

"Después, la excavadora bajó la calle empujando coches. En ese momento lo miré (al conductor) a los ojos. La gente corría y dos minutos después oí los tiros", añadió el joven.

Según los primeros elementos difundidos por la policía, el guardia fronterizo llegó por la parte trasera de la excavadora, saltó y disparó en varias ocasiones, matando al conductor. A continuación rompió una ventana del vehículo para ver el interior y asegurarse de que el palestino estaba muerto.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes