Diócesis nicaragüense denuncia irrespeto de sandinistas a templo de Matagalpa

La diócesis nicaragüense de Matagalpa denunció este jueves que una de sus iglesias fue irrespetada por simpatizantes del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que participaban en una actividad partidaria.

El hecho ocurrió la tarde del martes pasado en la Catedral de Matagalpa, ubicada 130 kilómetros al norte de Managua, "cuando simpatizantes del Gobierno, con banderas partidarias, se apostaron en el atrio e ingresaron hasta las últimas bancas del templo gritando consignas pro gobierno y contra la Iglesia (católica)", señaló ese diócesis que preside el obispo Rolando Álvarez.

Inmediatamente, como medida de precaución, se cerró la capilla de Jesús Sacramentado y se celebró la Eucaristía con retraso de media hora, según la versión de esa diócesis publicada en redes sociales, acompañada de un video.

El vicario de la Catedral de Matagalpa, sacerdote Sadiel Eugarrios, recordó que la iglesia, a como lo dice el papa Francisco, "está al lado del pueblo de Dios y no de los poderosos", y lamentó ese acto de irrespeto "a la casa de Dios".


El FSLN, cuyo secretario general es el presidente del país, Daniel Ortega, no se ha referido a la denuncia de esa diócesis, aunque sus simpatizantes han divulgado videos que corroboran los hechos.

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua participaron como mediadores y testigos de un fallido diálogo que se instaló a mediados de mayo de 2018 y que fue suspendido dos meses tras las agresiones sufridas por religiosos en la ciudad de Jinotepe (sur).

El presidente Ortega calificó de "golpistas" a los obispos de la Conferencia Episcopal, y consideró que son cómplices de las fuerzas internas y de los grupos internacionales que, a su juicio, actúan en Nicaragua para derrocarlo.

Ortega hizo esas acusaciones ante miles de sandinistas en una plaza de Managua y mientras conmemoraba el 39 aniversario de la revolución sandinista.

Hace un año, la Conferencia Episcopal propuso a Ortega que adelantara a marzo de 2019 las elecciones fijadas para 2021 y que renunciara a presentarse a la reelección, pero Ortega lo rechazó y pensó que la propuesta mostraba que los obispos estaban "comprometidos con los golpistas", según dijo el 19 de julio de 2018.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 326 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 595 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.

Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), adscrito a la CIDH, el mayor responsable de la violencia es el Gobierno de Daniel Ortega, a quien responsabilizan de cometer incluso crímenes "de lesa humanidad" en medio de la crisis. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes