Diplomáticos argentinos consideran grave escándalo Wikileaks

BUENOS AIRES ( AFP). Diplomáticos argentinos señalaron el martes la gravedad de las revelaciones de documentos secretos de Estados Unidos por Wikileaks, que agravian a jefes de Estado, entre ellos la presidenta Cristina Kirchner, aunque otros lo tildaron de escándalo menor.

Pero ni el Gobierno ni Kirchner se manifestaron sobre las filtraciones de cables internos del Departamento de Estado estadounidense obtenidos por la organización Wikileaks y publicados por diarios europeos.

" Se trata de un hecho grave, un hecho serio que violenta el espíritu mismo de la Organizacion de Naciones Unidas", dijo a radio Del Plata el embajador argentino ante la ONU, Jorge Argüello.

Un cable del Departamento de Estado de diciembre de 2009 y enviado a la embajada en Buenos Aires pide indagar sobre el " estado mental y salud" de Kirchner.

" ¿Cómo controla Cristina Fernández de Kirchner sus nervios y su ansiedad? ¿Cómo afecta el estrés a su conducta con sus asesores y/o en su proceso de toma de decisiones?", pregunta un telegrama enviado a Buenos Aires.

Argüello dijo que la difusión deja " en una situación embarazosa" al presidente Barack Obama, y afirmó no recordar que " se desnuden de manera tan brutal y contundente las comunicaciones internas que las embajadas tienen con su Cancillería".

" ¿Qué medidas toma Cristina Fernández de Kirchner o sus asesores para ayudarla a manejar el estrés? ¿Toma alguna medicación? ¿En qué circunstancias controla ella mejor el estrés? ¿Cómo le afectan las emociones en su proceso de toma de decisiones y cómo baja la tensión cuando está angustiada?", se pregunta el cable mencionado.

Andrés Cisneros, un ex vicecanciller del presidente Carlos Menem (1989-1999), dijo que se trata " chismes de familia y cosas de poca monta".

" Yo me preocuparía por saber si Argentina y Brasil van a fabricar armas atómicas alguna vez o no, y no por las preguntas tontas que hacen sobre la salud mental de la presidenta", dijo Cisneros.

El diputado Ricardo Alfonsín, de la opositora Unión Cívica Radical (UCR) calificó la divulgación como " una vergüenza" y estimó que " afectará el prestigio de Estados Unidos en el resto del mundo", a la porteña radio Milenium.

" No se puede actuar así, es un agravio a los pueblos. Nos sentimos espiados", dijo Alfonsín.

De su lado, Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo, consideró que la filtración " es otra forma de querer destruir el lazo de amistad de los países latinoamericanos porque, supuestamente, allí se dice que nuestro país (Argentina) se alinearía con Estados Unidos contra Evo Morales".

Un cable de septiembre de 2008 consigna que la presidenta " afirma que Argentina cooperará con el USG (gobierno de EU) en Bolivia, pero que tenemos que ser cuidadosos para que no parezca que existe una 'operación política' contra el Gobierno, dadas las sospechas de Evo".

Sobre el extinto líder peronista y ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), marido de la mandataria, el documento secreto indaga sobre su estado de salud.

" Es bien conocido su temperamento, ¿Ha demostrado mayor tendencia a oscilar entre extremos emocionales? ¿Cuáles son los objetivos más comunes de la furia de Néstor Kirchner?", inquiere el cable diplomático estadounidense.

Un ex canciller de los Kirchner, Jorge Taiana, dijo a radio Continental que se trata de " chusmerío de baja estofa. Es un golpe al prestigio de los Estados Unidos, que tenía en custodia esa información".

En cambio un ex embajador en Estados Unidos, Diego Guelar, durante la presidencia de Menem, dijo que las filtraciones representan " es un escándalo menor, con mucho ruido y pocas nueces".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes