Diques de contención determinarán suerte de la capital tailandes

RANGSIT, Tailandia (AP). A pesar de un muro de contención formado por sacos blancos llenos de arena, el primer frente de Tailandia para contener la riada causada por las lluvias monzónicas de este año y evitar que alcance Bangkok, peces de diversa especie nadan en la casa de Sawat Taengon, donde el agua alcanza hasta la rodilla.

Por una parte, un río de aguas enlodadas desemboca en un canal que desvía agua en torno a Bangkok, justo al sur de la ciudad. En el otro lado, casas como la suya están intactas. La resistencia de los muros de contención como éste decidirá si Bangkok es inundada o se libra del desastre.

Hasta el sábado por la tarde, la ciudad de modernos edificios y templos budistas dorados seguía intacta, y las autoridades estaban seguras de que escapará del desastre, aunque a duras penas.

"Esperamos que no aumente más la crecida", dijo Sawat, un obrero de la construcción de 38 años cuya casa tuvo la desgracia de quedar dentro del enorme muro de contención levantado con sacos terreros, con una longitud de por lo menos cuatro kilómetros (2,5 millas) junto a un canal en Rangsit, junto al norte de los límites municipales de Bangkok.

El gobierno de la primera ministra Yingluck Shinawatra dijo que la mayor parte de Bangkok, que tiene una altitud de dos metros (6 pies) sobre el nivel del mar, está por ahora segura gracias a un complicado sistema de diques de contención, canales, parapetos y túneles de drenaje que fueron completados el año pasado.

Las últimas inundaciones han planteado la prueba más ardua para los diques de contención.

El director adjunto del departamento de drenaje de Bangkok, Adisak Kantee, dio el sábado por la mañana noticias esperanzadoras. La crecida procedente del norte del país ha disminuido levemente y las mareas altas que podría haber impedido el vertido de aguas en el Golfo de Tailandia no han sido tan severas como pronosticaron los meteorólogos, indicó el funcionario a The Associated Press.

El nivel del río Chao Phraya y los canales adyacentes más al norte, en lugares como Rangsit, siguen siendo manejables, indicó, aunque reconoció que la situación podría ser grave si cede alguno de los diques de contención.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes