Discapacitados mentales en México viven en la inmundicia

MEXICO ( AP). Personas con discapacidad mental atadas a sillas de ruedas. Muros manchados de heces y charcos de orina en el piso. Niños y adultos que gritan de dolor y confusión. De algunos de ellos no se sabe nada nunca más.

Esas son las escenas en las instituciones de México para discapacitados mentales descritas en un informe divulgado el martes por el grupo activista Disability Rights International (DRI), con sede en Washington.

El organismo visitó 20 albergues, orfanatos y otras instituciones para gente con discapacidad mental en el último año con el fin de dar seguimiento a una investigación que hizo hace 10 años y que expusó el abuso generalizado y la ineficiencia en el sistema de atención a discapacitados en México.

El primer informe causó indignación y el gobierno prometió hacer cambios.

Una década después poco se ha hecho, de acuerdo con el nuevo informe, titulado " Abandonados y desaparecidos: Segregación y abuso de niños y adultos con discapacidad en México", realizado con la ayuda de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

Ambos grupos visitaron instituciones públicas y privadas que les permitieron el acceso en Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

Las instituciones siguen con escasa supervisión gubernamental, expuso el informe. Algunos pacientes han desaparecido del sistema por el deficiente registro. Otros han desaparecido después de ser transferidos de una instalación a otra.

Una mujer de Ciudad de México describió sus esfuerzos por encontrar a su nieta, quien tenía 6 años cuando las autoridades locales alegaron que era maltratada por sus padres y la colocaron en un hogar sustituto en el 2005. La abuela no ha podido encontrarla, a pesar de que hace tres años se le concedió la custodia.

" ¿Qué puedo hacer si las autoridades no quieren, no pueden o no saben cómo dar una explicación?", se preguntó el martes Ardelia Martínez Estrada en conferencia de prensa. Ella sostiene que su nieta no era víctima de abusos.

Eric Rosenthal, director de DRI, dijo que los investigadores preguntaron al gobierno de México cuántas personas había en las instituciones y cuántas podrían haber desaparecido, pero que no les dieron cifras.

En una institución mencionada por el informe, el personal no conocía los nombres, las edades o las razones por las que los pacientes estaban ahí. Los grupos defensores de los derechos humanos dijeron que hallaron a dos mujeres que habían crecido en una institución y ahora trabajaban ahí sin sueldo. No había registro de su admisión.

México ratificó la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en el 2006. Ahora " tendrá que responder en Ginebra ante las autoridades de la ONU por lo que hemos documentado", dijo Rosenthal.

Un vocero de la Secretaría de Salud del país no respondió de inmediato una llamada telefónica que se le hizo para solicitarle sus comentarios al respecto.

Parte del problema, dijo Rosenthal, es que el sistema de atención a discapacitados mentales en México está descentralizado y a veces no está claro quién es el responsable de asegurarse de que se trate a las personas humanamente.

Los grupos mostraron el martes un video de una clínica donde los pacientes deambulaban desnudos y se ensuciaban con su propia orina. Algunos se picaban los ojos y mordían sus manos.

Una institución reconoció que había hecho lobotomías a cuatro pacientes en los últimos cuatro años.

" Es como si el tiempo se hubiera detenido en estas instituciones", dijo Rosenthal.

El reporte afirma que un hombre y una mujer que eran atados a sus sillas de ruedas hace diez años seguían ahí, recibiendo el mismo abuso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes