Doblarán esfuerzos para arrestar a presidente de Sudán

NACIONES UNIDAS ( AP). El fiscal principal de la Corte Penal Internacional dijo hoy viernes que proyecta intensificar sus esfuerzos en los seis próximos meses para arrestar al presidente de Sudán, Omar al-Bashir, y a otros dos acusados de crímenes de guerra en Darfur.

El argentino Luis Moreno Ocampo dijo ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que el arresto de al-Bashir es " en primer lugar", la responsabilidad del gobierno de Sudán.

Pero señaló que los 108 países que ratificaron el estatuto de creación del tribunal internacional también están obligados a arrestar a al-Bashir y a otros dos prófugos: un funcionario de seguridad del gobierno y el líder de una milicia. Y señaló que el consejo, que transfirió el caso del conflicto de Darfur al tribunal en el 2005, ha pedido a todos los países que cooperen.

Al-Bashir fue acusado en marzo de ser responsable de la comisión de crímenes de guerra y de crímenes contra la humanidad en Darfur. Funcionarios de la ONU estiman que unas 300,000 personas han muerto y unas 2,7 millones de personas han sido desplazadas desde el 2003. Al-Bashir se ha negado a reconocer la autoridad del tribunal. Además, desde su pedido de captura, el presidente de Sudán ha viajado a varios países aliados con el régimen cuyos gobiernos se han rehusado a detenerlo. También ha expulsado de Sudán a más de una docena de agencias de asistencia humanitaria, tras acusar a sus funcionarios de espionaje.

Moreno Ocampo dijo que los casos contra el ex presidente de Yugoslavia Slobodan Milosevic y contra el presidente liberiano Charles Taylor " nos indican que la implementación de una decisión judicial contra un jefe de estado es un proceso que puede tomar tiempo, meses o años".

Pero, " al final, todos ellos debieron enfrentar la acción de la justicia", señaló.

Moreno Ocampo dijo que el gobierno sudanés también tiene el deber de arrestar al ex ministro Ahmed Haroun y a Ali Kushayeb, líder de la milicia árabe yanyauid, acusados por el tribunal de ordenar violaciones, asesinatos y la expulsión de civiles en Darfur. Sudán, sin embargo, ha dicho que no piensa hacer caso de las órdenes del tribunal.

" En los próximos seis meses, de acuerdo con mi mandato", dijo el fiscal, " mi oficina continuará analizando crímenes e impulsando esfuerzos para arrestar a los fugitivos".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes