Dominicana: 5 muertos y 11,200 evacuados por inundaciones

SANTO DOMINGO ( AP). Más de 11,200 personas permanecen evacuadas en República Dominicana y cinco personas murieron debido a las inundaciones causadas por intensas lluvias, informaron el miércoles los grupos de socorro.

Miembros de la Defensa Civil recuperaron el miércoles los cadáveres de dos hombres que fueron arrastrados en diferentes circunstancias por el río Yaque del Norte, que cruza el país desde el centro al noroeste.

Uno de los cadáveres fue hallado en la ciudad de Santiago, 150 kilómetros al norte de la capital, y el otro fue sacado del río en la provincia Montecristi, 220 kilómetros al noroeste, informó en un comunicado la Defensa Civil.

De forma previa, otras dos personas, incluido un adolescente de 13 años, murieron ahogados esta semana tras ser arrastrados, en hechos separados, por la corriente de dos ríos, reportó el organismo en su informe diario de novedades.

Y también en Santiago, otro hombre murió aplastado cuando su casa se desplomó debido a un deslizamiento de tierra.

Juan Manuel Méndez, director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), dijo en conferencia de prensa que en total 11,229 personas permanecen evacuadas en todo el país debido a las inundaciones. Cerca de 7,000 evacuados residen en comunidades marginales de la capital y la adyacente provincia Santo Domingo.

Méndez explicó que como consecuencia de la acumulación de agua tras una semana de fuertes precipitaciones, poco más de 2,800 viviendas permanecían anegadas, otras 1,032 resultaron afectadas y 27 completamente destruidas por el desbordamientos de ríos o por deslizamientos de tierra.

" Algunos (vecinos) se fueron a casas de amigos, pero yo no tengo a dónde ir; nos quedamos aquí", dijo a la AP Geovanny Batista, dirigente vecinal del capitalino barrio marginal de La Ciénaga, donde el río Ozama y sus ramificaciones inundaron gran parte de las viviendas.

La casa de Batista quedó anegada al desbordarse una cañada por la que fluyen aguas residuales hacia el Ozama, por lo que teme que las inundaciones propaguen una epidemia de cólera.

Las autoridades sanitarias detectaron a mediados de mayo un brote de cólera en La Ciénaga y otros barrios marginales asentados en las riberas de los ríos Ozama e Isabela y que esta semana se crecieron.

La dirigente barrial aseguró que sólo entre el martes y el miércoles llevaron al hospital a 46 personas con diarrea y vómito, dos de los síntomas característicos del cólera.

El ministro de Salud, Bautista Rojas, se reunió el miércoles con los alcaldes del área metropolitana de Santo Domingo para pedirles apoyo para reducir el riesgo de que la temporada de lluvias incremente los casos de cólera y otras enfermedades, como malaria y leptospirosis.

De acuerdo con las estadísticas del ministerio de Salud, desde mayo se ha duplicado el número de casos de cólera, al pasar de 750 a más de 1,430 y de 12 fallecimientos a 34.

En las norteñas provincias de Santiago y Puerto Plata, tramos de varias carreteras se desplomaron y un número aún no determinado de viviendas fueron dañadas debido a deslizamientos del terreno por la acumulación de agua.

Bolívar Ledesma, de la oficina de meteorología, explicó que aunque el sistema de baja presión que generó las precipitaciones ya se dispersó, las lluvias continuarán al menos 24 horas debido a una depresión barométrica ubicada en el sureste dl país.

El COE mantiene en alerta a 25 de las 32 provincias.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes