Dominicanos votan para renovar Congreso y alcaldías

SANTO DOMINGO (AP). Los dos principales partidos políticos dominicanos se disputaban este domingo el control del Legislativo y los municipios en unas elecciones salpicadas por hechos de violencia que han dejado tres muertos.

Más de 6,1 millones de personas fueron convocadas para que depositaran su voto.

"Los comicios se han desarrollado de manera normal, salvo casos excepcionales", destacó el presidente Leonel Fernández tras emitir su sufragio en el barrio popular de Villa Juana, donde vivió algunos años de su infancia.

Fernández, que había manifestado su confianza en que su partido logrará una amplia mayoría en el Congreso, dijo que esperaría el primer boletín de resultados antes de partir a medianoche a España para participar en la cumbre Unión Europea y América Latina.

Las jornada electoral ha estado salpicada por algunos hechos de violencia que dejaron un muerto en el poblado de Cambita, 42 kilómetros al oeste de Santo Domingo, así como varios de heridos en medio de tiroteos registrados el sábado y el viernes.

Un miembro del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) murió baleado y otras tres personas resultaron heridas en Cambita, en un tiroteo registrado afuera de un centro de votación en momentos en que el ministro de la Juventud, Franklin Rodríguez, emitía su voto.

Rodríguez, del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), aclaró _ante las versiones de que sus guardaespaldas participaron en el incidente_ que los miembros de su seguridad estaban desarmados.

Adam Blackwell, jefe de la misión de observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA), detalló en una rueda de prensa que ese organismo constató "algunos hechos aislados", como la compra de documentos de identidad en Mao, 214 kilómetros al noroeste de la capital, para evitar que los titulares de las identificaciones pudiesen votar.

Al comienzo de la jornada el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaño, había restado importancia a los hechos de violencia. Quiso destacar la tranquilidad con la que comenzó el proceso electoral, y como únicos inconvenientes mencionó ligeros retrasos en la apertura de algunas mesas de votación.

Pero más tarde, Castaño y los delegados del PLD y PRD comparecieron en un conferencia de prensa conjunta para llamar a la población a evitar enfrentamientos y votar con civilidad, después de que ya había tres muertos en distintos hechos registrados desde la noche anterior.

El delegado del PLD ante la JCE, César Pina Toribio, había calificado las acciones violentas como "hechos aislados que obedecen a situaciones de carácter individual, particular".

El PLD, que ha incrementado progresivamente su presencia en el Poder Legislativo a lo largo de la última década, aspira a consolidar su control en el Congreso bicameral.

"Lo que está en juego en estas elecciones es cuánto más control tendrá el PLD en el Congreso", comentó la socióloga Rosario Espinal. El partido oficialista logró por primera vez en los comicios del 2006 la mayoría legislativa al conseguir 22 de las 32 curules en el Senado y 96 de las 178 en la Cámara de Diputados.

Fernández, cuyo tercer periodo de gobierno concluye en el 2012, creó una comisión de juristas para revisar y redactar las leyes que deberán ser modificadas a fin de que se adapten a la Constitución vigente desde enero. Espinal señaló que el Ejecutivo necesita un Congreso aliado para aprobar esas modificaciones.

La socióloga consideró además que una cuarta derrota electoral consecutiva del opositor PRD es "de vida o muerte" para el líder de ese colectivo, Miguel Vargas Maldonado.

Mientras el PLD pasó de sólo dos senadores a 22 en las elecciones del 2006, el PRD redujo en aquella ocasión su presencia en la cámara alta de 29 a seis escaños, luego de haber perdido la presidencia en el 2004. Fernández derrotó a Vargas Maldonado en los comicios presidenciales del 2008.

El PLD dijo que espera ganar 30 escaños en el Senado y el PRD al menos 15.

Unos 45.000 miembros de la Policía Militar Electoral estaban desplegados en todo el país para garantizar la seguridad en los 13.250 centros de votación. En su boletín número cero, la JCE informó que las mesas de votación cerraron alrededor de las 18.00 horas (2200 GMT) sin retrasos ni problemas.

El presidente de la Cámara Administrativa de la JCE, Roberto Rosario, aseguró en conferencia prensa que la consulta no fue suspendida en ningún centro de votación y ningún ciudadano fue impedido de ejercer e voto.

Además de los dos grandes partidos, otras 25 organizaciones políticas participan en la disputa de 155 alcaldías y 229 distritos municipales.

Los dominicanos elegirán por primera vez en las urnas a 20 diputados ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen) e igual número de sustitutos, así como cinco diputados de presentación proporcional.

Los funcionarios que resulten electos asumirán sus puestos el 16 de agosto para un periodo extraordinario de seis años, establecido para unir los comicios legislativos y presidenciales en el 2016.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes