Dudas sobre la legitimidad de las elecciones en Mianmar

YANGON, Mianmar (AP). El partido oficialista de Mianmar (Birmania) advirtió a los votantes que podrían perder sus trabajos si no votan por los candidatos respaldados por los militares en las elecciones del domingo, dijeron dirigentes de la oposición, lo que plantea más dudas sobre la legitimidad de los primeros comicios en la nación en veinte años.

Los directivos del Partido Unión, Solidaridad y Desarrollo, respaldado por la junta militar de gobierno, también castigaron a los votantes que emitieron votos adelantados por otros partidos, agregaron los dirigentes opositores, en un nuevo mentís al "camino a la democracia" prometido por el régimen.

En Yangon (Rangún), la mayor ciudad del país, muchos votantes manifestaron indiferencia por las elecciones por considerar que han sido arregladas por los generales en el poder.

"Esto es lo mismo de siempre", comentó Soe Myint, una maestra retirada de Yangon, quien dijo que no votaría.

Thu Wai, presidente del Partido Democrático (Mianmar) dijo que su partido presentó una serie de quejas por supuestas violaciones a la campaña por parte del partido oficialista. "Presionaremos a las comisiones electorales para que actúen contra estas prácticas impropias", dijo en un acto proselitista de último minuto en Yangon.

Los militares, que gobiernan Mianmar con mano de hierro desde 1962, anunciaron las elecciones como un paso clave en el "camino a la democracia".

Los detractores consideran que los comicios son una estratagema destinada a cementar el régimen militar. Pero algunos en Mianmar mantienen la esperanza de que puedan significar el comienzo de una lenta transición democrática.

El principal partido de oposición, la Liga Nacional para la Democracia, de Aung San Suu Kyi, ganadora del Premio Nobel de la Paz y detenida por el régimen, se ha negado a participar en las elecciones aduciendo que el proceso es injusto y antidemocrático. Como consecuencia el partido ha sido desbandado por el gobierno.

El ambiente festivo que reinaba antes de las más recientes elecciones en 1990 _que fueron ganadas por amplio margen por el partido de Suu Kyi_ contrastaba con la indiferencia actual.

Nuevas regulaciones han restringido las campañas electorales, y sólo el partido oficialista tiene el dinero y los recursos para tener visibilidad. El sábado, grupos de oficialistas con camisas que lucían las siglas del partido marcharon por Yangon distribuyendo volantes al ritmo de la música de altoparlantes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes