EEUU: Aumentos salariales van a ramas selectas

Cinco años después del fin de la Gran Recesión, los aumentos salariales son desiguales en diversas ramas de la industria, y en general apenas se mantienen a la par de los precios. El aumento salarial promedio ha sido del 2% anual, más o menos igual a la inflación.

Los aumentos mayores han sido para trabajadores especializados de algunas ramas en franco crecimiento, como combustibles, transporte, salud y tecnología. Los trabajadores del sector minorista o los empleados del gobierno han tenido menos suerte.

Cuando la economía empieza a recuperarse, los aumentos en algunas ramas conducen a aumentos en otras a medida que los trabajadores adquieren confianza suficiente para renunciar a un empleo por otro mejor pagado.

Esta vez, la recuperación ha sido lenta y los aumentos escasos. La tecnología también cumple un papel. Eleva los salarios de quienes trabajan, por ejemplo, con programas que analizan datos de los artefactos móviles para que las empresas puedan publicitar productos acordes con los intereses del consumidor. Pero los empleados de sectores trastornados por el internet, por ejemplo los minoristas incapaces de competir con el comercio electrónico, se han visto perjudicados.

La fracturación hidráulica —la técnica de extraer hidrocarburos de las rocas mediante la inyección de una mezcla de agua, arena y ripio— suscita la furia de los ambientalistas. Pero ha provocado un auge en los empleos y salarios. Los trabajadores del petróleo y el gas ganaron en promedio 11% más en abril que un año antes, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales. Es cinco veces mayor al aumento salarial promedio de todos los sectores.

En el sector del empleo temporario, muchos quisieran trabajo de tiempo completo con beneficios sociales, pero las remuneraciones están aumentando. La agencia de empleos Robert Half International dice que el aumento de la paga de sus empleados le obligó a elevar las sumas que cobra a los empleadores en un 2,6% en el primer trimestre, un punto más que a fines del año pasado.

En el sector de alta tecnología, los empleados no jerárquicos de compañías de diseño de sistemas para computadoras ganaron en promedio 4,1% en abril que hace un año. Los salarios son altos para los especialistas en "grandes datos", la información digital que incluye datos tomados de artefactos móviles para descubrir tendencias o crear perfiles electrónicos de la gente.

También ganan bien los que emplean la tecnología para digitalizar historias clínicas en el sector de salud. Casi tres cuartos de los proveedores de atención médicas tienen dificultades para atraer a trabajadores especializados en historias clínicas electrónicas, según la consultora Towers Watson.

En la manufactura, hay una demanda enorme de conductores de camiones. No es casual que estos obtengan aumentos: la paga horaria de conductores de transportes y empleados de depósitos fue superior en 4,4% anual en los últimos tres meses.

En la vivienda, muchos trabajadores altamente capacitados huyeron a otras ramas tras la caída del sector. Ahora son pocos, la demanda aumenta y los salarios han crecido en un 3,3% anual desde 2012.

El panorama es distinto en el sector minorista. Los consumidores gastan más, pero ello no redunda en mejoras para quienes ganan el salario mínimo o poco más. En la venta de bebidas alcohólicas, los sueldos aumentaron 1%, y en las tiendas de artículos electrónicos bajaron 4%.

En el sector público, los recortes presupuestarios significan aumentos magros a nivel municipal, estatal o federal. Los salarios aumentaron menos de 1% según la proveedora de datos Haver Analytics. Según David Van De Voort, de la consultora Buck, los sindicatos no piden aumentos: se concentran en la estabilidad laboral y en conservar los beneficios sociales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7