EEUU elige a Callista Gingrich como embajadora al Vaticano

El gobierno del presidente Donald Trump ha pedido a la esposa del expresidente de la cámara baja Newt Gingrich que sea la nueva embajadora de Estados Unidos ante el Vaticano.

Trump postulará a Callista Gingrich para el puesto, según dos personas con conocimiento directo de las discusiones, y que hablaron bajo la condición de anonimato al anticiparse al anuncio oficial. El puesto requiere la confirmación del Senado.

El próximo viaje al exterior de Trump incluye una escala en el Vaticano.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a un pedido de declaraciones.

Callista Gingrich es presidenta de Gingrich Productions y ha producido varios documentales, uno de ellos sobre el papa Juan Pablo II.

Fue empleada de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Representantes hasta 2007 y una figura clave en el intento de su esposo de obtener la candidatura republicana para 2012.

Era empleada del Congreso cuando inició una relación amorosa con Gingrich, entonces un legislador republicano casado, que duraría seis años.

En 2012, la segunda esposa de Gingrich, Marianne Gingrich, dijo a ABC News que él le había propuesto un “matrimonio abierto” para continuar su relación con Callista sin divorciarse.

El expresidente de la cámara lo negó.

La visión de Trump de las relaciones exteriores y la diplomacia es diametralmente opuesta a la del popularísimo papa Francisco. Éste habla de la necesidad de construir puentes entre las naciones, mientras Trump aboga por los muros y las restricciones a los viajes por razones de seguridad nacional.

Francisco ha dicho que quiere erigir muros para impedir el ingreso de migrantes “no es cristiano”.

También ha exhortado a poner fin al uso de combustibles fósiles, mientras Trump ha jurado cancelar los pagos a los programas de cambio climático de la ONU y abandonar el acuerdo de París, aunque medidas y declaraciones recientes ponen en duda si todavía prevé hacerlo.

Lo que ambos tienen en común es el atractivo populista y una sencillez al hablar que les ganan una gran base de apoyo, así como la inquietud por la suerte de los cristianos del Medio oriente acosados por milicianos islámicos.

En declaraciones a la prensa durante el regreso de un viaje a Portugal, Francisco dijo que escucharía respetuosamente a Trump durante su encuentro. Trump visitará a Francisco durante su primer viaje al exterior después de visitar Arabia Saudí e Israel y antes de una cumbre de la OTAN en Bruselas y una cumbre del G7 en Italia.

“Yo jamás juzgo a una persona sin haberla escuchado”, dijo el papa.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7