EEUU: Juez pide a gobierno y ACLU plan para casos de asilo

Un juez federal exhortó el viernes al gobierno de Estados Unidos y a la Unión Americana de Libertades Civiles a que presenten un plan para atender el derecho de padres e hijos a solicitar asilo.

Durante una audiencia, el juez de distrito Dana Sabraw les pidió a ambas partes que lleguen a un acuerdo sobre si algunos padres deportados deberían ser regresados a Estados Unidos para que soliciten asilo junto con sus hijos.

La audiencia se efectuó un día después de que Sabraw extendió una suspensión a las deportaciones y afirmó que “el retiro apresurado de estos niños y sus padres a expensas de un proceso ordenado contemplado por la ley” iría en contra del interés del público y les quitaría a los menores su derecho a solicitar asilo.

La orden le da un respiro a cientos de niños y sus padres que desean permanecer en Estados Unidos.

Lee Gelernt, un abogado de la ACLU _siglas en inglés del grupo activista_ que representa a familias separadas, dijo que a algunos padres deportados debería permitírseles regresar para acompañar a sus hijos a través del proceso de asilo. Le dijo al juez que a otros se les debería autorizar el reingreso porque fueron engañados para que creyeran que, si accedían a ser deportados, serían reunidos con sus hijos.

Hasta 366 padres que fueron deportados no han sido reunidos con sus hijos. Sabraw le pidió al gobierno que proporcione un informe detallado la semana próxima sobre los avances en la reunificación de esas familias.

El gobierno se ha opuesto a demorar las deportaciones, alegando que los padres renunciaron al derecho de sus hijos a solicitar asilo después de que los adultos firmaron sus formularios de deportación.

La prórroga de la suspensión de deportaciones, que Sabraw implementó por primera vez el 16 de julio, afecta a muchos de los más de 2.500 niños que fueron separados de sus padres.

Sabraw dijo que demorar las deportaciones “no representaría una carga injusta ni excesiva sobre los recursos gubernamentales disponibles”.

Dijo que las personas que afirman sufrir persecución en su patria al menos deberían ser escuchadas en su intento de obtener asilo. Muchas familias han dicho que huyen de la violencia en sus países en Centroamérica y que planeaban pedir asilo.

“La corte está defendiendo los derechos proporcionados a todas las personas en la Constitución de Estados Unidos, derechos que son especialmente importantes para los niños pequeños que pretenden obtener refugio a través del asilo”, escribió Sabraw.

A fines de junio, el juez ordenó que los niños menores de 5 años fueran reunidos con sus padres en 14 días, y que los de 5 y mayores fueran reunidos en 30 días.

La orden fue emitida días después de que el presidente Donald Trump, ante la indignación de la opinión pública por la separación de los niños y sus padres, suspendió la política de “cero tolerancia” implementada a principios del año que dividió a las familias en la frontera.

Hasta ahora el gobierno ha reunido a por lo menos a 2.089 niños con sus padres u otras personas, incluidos patrocinadores. Casi 600 siguen separados.

___

El periodista de The Associated Press Elliot Spagat en San Diego contribuyó a este despacho.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7