EEUU: Madre acusada de matar a su hija será liberada

ORLANDO, Florida, EEUU ( AP). Una mujer absuelta de haber matado a su hija de 2 años será puesta en libertad la semana próxima tras pasar casi tres años en la cárcel, en un caso que atrajo la atención nacional y dividió la opinión pública.

Aunque fue absuelta de haber abusado y matado a su hija Caylee, Casey Anthony, de 25 años, fue acusada de mentir a los investigadores y sentenciada el jueves a cuatro años. Pero recibió crédito por el tiempo que pasó en la cárcel y por buen comportamiento, y un funcionario judicial dijo que podía quedar en libertad el miércoles. El juez Belvin Perry también la multó en 1,000 dólares por cada uno de los cuatro cargos.

Dentro del tribunal, antes de que se anunciara la sentencia, Anthony se veía animada, sonriente y en ocasiones jugaba con su cabello, que estaba suelto por primera vez desde que comenzó su juicio a fines de mayo. Quizás supuso que la dejarían libre el mismo jueves. Sus facciones cambiaron cuando oyó que pasaría más tiempo en la prisión.

La escena frente al tribunal reflejó la división en la opinión pública desde que se anunció el veredicto el martes. Un grupo se reunió cerca del tribunal con carteles que decían "¡Arresten al jurado!" y "Jurados 1-12 culpables de asesinato". En las cercanías, un grupo de partidarios también se presentó, incluso un hombre con un cartel en que proponía matrimonio a Anthony.

Su liberación tendrá lugar casi exactamente tres años después que se reportó la desaparición de la niña el 15 de julio del 2008. Anthony fue entrevistada por la policía al día siguiente y les dijo varias mentiras, por las cuales fue condenada.

Les mintió al decirles que había trabajado en el parque de los Estudios Universal, que había dejado a su hija con una niñera inexistente, que la había dejado con amistades y que recibió un llamado telefónico de Caylee el mismo día de su desaparición.

Los restos de la niña fueron hallados en una zona pantanosa cerca de la casa de Anthony en diciembre del 2008.

Cuando la pequeña desapareció, Anthony, madre soltera, y Caylee vivían con los padres de la mujer, George y Cindy Anthony, en un suburbio de Orlando, pero ella solía quedarse con su novio.

La fiscalía sostuvo que la mujer, entonces de 22 años, asfixió a Caylee con cinta adhesiva porque interfería con sus deseos de estar con su novio y divertirse con amistades.

La defensa sostuvo que la infante se ahogó accidentalmente en la piscina familiar. Agregó que cuando Anthony se alarmó, su padre, ex policía, decidió hacer que pareciera un asesinato, colocó la cinta adhesiva en la boca de la niña y arrojó el cadáver en un bosque. La fiscalía consideró absurda la explicación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes