EEUU: 2 se declaran culpables de lavar dinero de narcos

Un padre y un hijo inmigrantes chinos se declararon culpables el viernes de lavar dinero para cárteles mexicanos en el distrito de modas de Los Ángeles.

La audiencia de sentencia para Xilin Chen y su hijo, Tom Chen, está programada para agosto.

Los Chen figuraron entre las nueve personas arrestadas en septiembre durante una redada que realizaron autoridades en varios establecimientos del distrito de modas que presuntamente recibieron fuertes sumas de efectivo de los cárteles mexicanos a cambio de ropa y de permitir el envío de las prendas a México para su reventa a fin de evitar la detección.

Aunque las detenciones fueron anunciadas en conjunto, las autoridades no creen que los Chen estuvieran implicados directamente en el caso más grave relacionado con el cártel de Sinaloa ni con el pago de un rescate por un rehén.

Funcionarios federales afirman que los cárteles recurren con más frecuencia al comercio internacional para blanquear su dinero procedente de la venta de droga en Estados Unidos desde 2010, cuando las autoridades mexicanas endurecieron los controles monetarios.

El fiscal federal John Kucera dijo que los Chen "sabían ciento por ciento" que las grandes cantidades de efectivo que recibían —a veces hasta 60.000 dólares— provenían del narcotráfico.

"Hay que ver la manera como se maneja el efectivo, a veces lo traen personas que hablan poco o nada de inglés en bolsas para basura... por lo general en denominaciones de 20 dólares", declaró Kucera al término de la audiencia del viernes.

"Había muchos indicios por los que la mayoría de personas comenzaría a hacer preguntas", agregó.

Los abogados de los Chen no respondieron el viernes a los mensajes de The Associated Press para que hicieran declaraciones sobre el particular.

Xilin Chen, de 56 años, aceptó declararse culpable de asociación delictuosa para lavar instrumentos monetarios, obtención ilegal de ciudadanía y entrega de documentos falsos a la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza. Tom Chen, de 25 años, aceptó declararse culpable de proporcionar documentos falsos a esa agencia.

Xilin Chen, que había obtenido recientemente la ciudadanía estadounidense, será desnaturalizado y deportado a China, señaló Kucera. Tom Chen también enfrenta la deportación, aunque podría permitírsele la permanencia en Estados Unidos.

Según Kucera, los Chen podrían no ir tras las rejas, aunque los cargos que ha aceptado Xilin Chen conllevan una pena de hasta 50 años de cárcel. El cargo que ha aceptado su hijo es punible con cinco años de prisión.

"En mi opinión, es justa (la desnaturalización)", afirmó Kucera en referencia a Xilin Chen. "Purgaría un año de prisión y se le deportaría después. También podría ahorrarse dinero a los contribuyentes y deportarlo de inmediato".

Los Chen aceptaron perder los alrededor de 436.000 dólares que les confiscaron durante su arresto, así como el producto de la venta de sus casas y negocios.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7