Un juez de EE.UU. aprueba la extradición de exministro Arias a Colombia

El juez federal estadounidense John O'Sullivan dio luz verde hoy a la extradición del exministro colombiano Andrés Felipe Arias, condenado en su país por peculado a favor de terceros y celebración ilegal de contratos.

A la audiencia final de extradición asistió el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, en cuyo Gobierno Arias fue ministro de Agricultura.

Arias quedó detenido inmediatamente después de concluir la audiencia, pues el juez consideró que existe riesgo de fuga.

El exministro habló ante el juez y dijo que el Gobierno de Colombia engañó al de Estados Unidos con su caso y subrayó que en su país no tiene derecho a apelación por haber sido juzgado por la Corte Suprema.

El expresidente Uribe (2002-2010) a la salida del tribunal también dijo que Arias vuelve a la cárcel por "una mentira de Colombia" y se mostró entristecido.

Arias se trasladó a EE.UU. en 2014, pocos días antes de que la Corte Suprema de su país lo condenara a más de 17 años de cárcel y a una multa millonaria, y fue detenido en su casa del condado de Miami-Dade dos años después, en razón de una solicitud de extradición presentada por las autoridades colombianas.

Antes de su detención, Arias había solicitado asilo político en EE.UU. alegando persecución de parte del Gobierno de Juan Manuel Santos, con quien compitió por ser el candidato uribista en las elecciones de 2010.

Muchos familiares de Arias, incluida su esposa, asistieron a la audiencia y rompieron a llorar cuando el juez O'Sullivan anunció su decisión.

Según dijo el juez, hay "causa probable" para la extradición.

El exministro, muy cercano a Uribe, al punto que en Colombia fue apodado "Uribito", fue condenado en su país por el caso conocido como "Agro Ingreso Seguro", un programa para otorgar créditos blandos a pequeños agricultores para instalar sistemas de riego, del que se aprovecharon grandes terratenientes. 



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7