EEUU intentará allanar diferencias que impidieron cumbre Obama-Putin

Washington, ( EFE). Estados Unidos confió hoy en poder allanar el viernes las diferencias que provocaron la anulación de la cumbre entre el presidente Barack Obama y su homólogo ruso, Vladímir Putin, durante un encuentro bilateral de titulares de Exteriores y Defensa que estará cargado de asuntos conflictivos.

Un día después de que Obama anunciara la cancelación de la cumbre bilateral con Putin que tenía prevista para septiembre en San Petersburgo (Rusia), el Gobierno de EE.UU. presentó la reunión del viernes como una oportunidad de avanzar en los problemas que han precipitado el desencuentro entre los presidentes.

"La relación no está en el punto en el que podamos hacer grandes progresos en una cumbre presidencial. Así que los ministros pasarán la mayor parte del tiempo centrados en progresar en esos mismos asuntos" que les dividen, dijo hoy la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en su conferencia de prensa diaria.

La cita reunirá a los titulares de Exteriores y Defensa de EE.UU., John Kerry y Chuck Hagel, y sus homólogos rusos, Serguei Lavrov y Sergei Shoigu.

Estados Unidos mantiene una "apertura" a volver a programar la cumbre entre Obama y Putin "en un momento adecuado, en el que haya posibilidad de hacer avances" en la agenda bilateral, según Psaki.

"Pero no espero que eso vaya a ser una parte importante del enfoque (en el diálogo bilateral) mañana. Creo que estará más centrado en hacer avances en los asuntos" conflictivos, agregó.

Esos temas son, fundamentalmente, la solución al conflicto en Siria, el sistema de defensa de misiles, el control de armas o los derechos humanos; si bien los ministros también tratarán otros asuntos en los que hay "más afinidad", como Irán, Corea del Norte o Afganistán, explicó Psaki.

Estados Unidos no olvidará plantear el último escollo en la relación, el asilo temporal concedido por Moscú al exanalista de la CIA Edward Snowden, según aseguró el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

"No consideramos que él sea el centro de la relación con Rusia, pero tampoco es algo que vayamos a dejar de lado, de ninguna forma. Sigue siendo nuestra posición que hay una justificación legal amplia para devolver a Snowden a Estados Unidos", afirmó Carney a periodistas.

Los cuatro ministros se reunirán de forma conjunta el viernes por la mañana, y por la tarde se espera que haya bilaterales entre Kerry y Lavrov por un lado y Hagel y Shoigu por el otro, apuntó Psaki.

La cita entre Kerry y Lavrov se centrará en gran parte en Siria, tras meses de esfuerzos frustrados de EE.UU. y Rusia para convocar una conferencia en Ginebra que trace una hoja de ruta para una transición política que acabe con el conflicto en el país.

El embajador de EE.UU. en Siria, Robert Ford, se reunió hoy en París con miembros de la oposición siria para tratar de aclarar la composición de la delegación opositora en una eventual conferencia, y se espera que Kerry ponga al día a Lavrov al respecto.

El jefe de la diplomacia estadounidense también "presionará" al ruso sobre lo que Washington ve como "problemas de derechos humanos", en especial respecto a los opositores políticos y los activistas en favor de los homosexuales, apuntó Psaki.

Las diferencias en torno al sistema de defensa de misiles que EE.UU. prepara para Europa y el continuo aprovisionamiento ruso de ayuda militar al régimen sirio de Bachar al Asad centrarán previsiblemente el encuentro entre los titulares de Defensa, Hagel y Shoigu.

La Cancillería rusa ha adelantado, además, que se concederá especial atención a la interacción en el control de armamentos, la seguridad de las actividades espaciales y a la no proliferación de las armas de destrucción masiva.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7