EEUU elude debate sobre la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas

El Departamento de Estado de EE.UU. evitó contestar directamente sobre la asistencia confirmada de Cuba a la Cumbre de las Américas de 2015 en Panamá, cita que, según indicó a Efe un portavoz, debe reflejar los esfuerzos del continente en apoyo a la democracia, los derechos humanos y la inclusión.

El funcionario señaló que dichos principios son la base de estas Cumbres, que reúnen a los jefes de Estado y de Gobierno del continente, y representan "la norma o las aspiraciones de la mayoría de los países de nuestro hemisferio".

Estas declaraciones están en sintonía con el mensaje que lanzó hace dos días el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien pidió superar el debate sobre "quién irá" a la reunión y aseguró que su país promoverá "una robusta agenda de democracia y derechos humanos" para la cita.

"Debemos ir más allá del debate perenne sobre la asistencia, sobre quién irá, y centrarnos en los asuntos sustanciales de la Cumbre, que serán cruciales para su éxito", dijo Kerry en referencia a Cuba durante un discurso centrado en la relación con Latinoamérica que dio en el Departamento de Estado.

La Cumbre de 2015 "debe reflejar los continuos esfuerzos de nuestro hemisferio para apoyar la democracia, promover los derechos humanos y la inclusión social, y la autonomía de una sociedad civil activa y vibrante", indicó el departamento.

"Confiamos en que Panamá, un cercano y excelente socio, con fuertes credenciales democráticas, tendrá en cuenta la importancia de reforzar estos elementos vitales que unen a las Américas en la Cumbre", añadió el citados funcionario.

La cancillería de Panamá confirmó hoy la asistencia de Cuba a la Cumbre que se celebrará el 10 y 11 de abril próximo.

En su séptima edición, la reunión llevará por título "Prosperidad con Equidad, los desafíos de la cooperación en las Américas", y girará sobre los temas de salud, educación, medioambiente, energía, seguridad, migración, gobernabilidad democrática y participación ciudadana.

El Gobierno de Panamá invitó a la cita regional al presidente de Cuba, Raúl Castro, algo a lo que Washington se opuso rotundamente en ediciones anteriores de la cumbre.

Por el momento, la Casa Blanca no ha confirmado si el presidente estadounidense, Barack Obama, asistirá a la reunión de mandatarios del continente, que se celebra cada tres años. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7