EEUU alega que no procede demanda por experimentos en Guatemala

WASHINGTON ( AP). El gobierno del presidente Barack Obama alegó el lunes que los guatemaltecos que fueron expuestos a enfermedades de transmisión sexual por investigadores estadounidenses en la década de 1940 sin ser informados no pueden demandar a Estados Unidos, sin importar lo vergonzoso que hayan sido los estudios.

En su primera respuesta a una demanda presentada a nombre de los sujetos de experimentación, el Departamento de Justicia argumentó que la inmunidad soberana protege a funcionarios federales de salud de litigios resultantes del estudio.

Los experimentos realizados en la década de 1940 expusieron a prostitutas, prisioneros, enfermos mentales y soldados de Guatemala a enfermedades de transmisión sexual para probar los efectos de la penicilina, un fármaco relativamente nuevo entonces. Los estudios fueron realizados sin su consentimiento.

Obama, la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton y la secretaria de Salud y Servicios Sociales Kathleen Sebelius se han disculpado por la investigación, la cual fue ocultada durante décadas hasta que el historiador clínico del Wellesley College reveló los registros en el 2009.

El Departamento de Justicia dijo en su respuesta del lunes que los estudios eran " un capítulo perturbador en la historia" de Estados Unidos.

" Como resultado de estos estudios faltos de ética, ocurrió un terrible agravio. Estados Unidos está comprometido a tomar las medidas necesarias para enfrentar ese agravio", dice el documento del Departamento de Justicia, sin dar detalles sobre las mencionadas medidas.

Pero los abogados del gobierno argumentaron que " esta demanda no es la vía adecuada _y este tribunal no es el foro adecuado_ para resolver las consecuencias de esta vergonzosa conducta".

El gobierno afirma que la ley federal de reclamación de daños y perjuicios, denominada Federal Tort Claims Act, protege a Estados Unidos de demandas basadas en daños sufridos en el extranjero, aun si los actos que causaron los daños se planearon en Estados Unidos.

Los abogados de los guatemaltecos dijeron que la declaración de inmunidad contradice las disculpas ofrecidas por Obama y sus colaboradores. También dijeron que el no aceptar su responsabilidad por los abusos a derechos humanos viola la prohibición internacional de la experimentación médica en humanos sin consentimiento que tanto criticaron Estados Unidos y otras naciones durante los juicios de Nuremberg después de la Segunda Guerra Mundial.

" Seguiremos luchando vigorosamente por los derechos de los guatemaltecos agraviados en este asunto para obtener un resarcimiento de los daños provocados por funcionarios de Estados Unidos", dijo el representante legal de los demandantes Terrence Collingsworth en un comunicado en respuesta a la declaración del gobierno estadounidense.

El presidente de Guatemala Alvaro Colom dijo que quiere que el gobierno de Estados Unidos compense a seis sobrevivientes que han sido identificados. Pero la demanda también pide indemnización para los herederos de las víctimas que han fallecido, algunos de los cuales experimentaron problemas de salud posiblemente vinculados a los experimentos hechos en sus padres.

Funcionarios de Guatemala dijeron el mes pasado que saben de 2.082 personas que fueron involucradas en los experimentos realizados de 1946 a 1948. Las autoridades de Estados Unidos dicen que son 1.308 sujetos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes