EEUU saluda con cautela zonas de seguridad en Siria tras acuerdo ruso-iraní-turco

Estados Unidos saludó con cautela este jueves el acuerdo alcanzado entre Rusia e Irán -aliados de Damasco- y Turquía -que apoya a los rebeldes sirios- para crear zonas de seguridad como un paso hacia el fin a la guerra civil en Siria.

El Departamento de Estado dijo que Washington espera que el acuerdo ayude a detener la violencia, aunque expresó preocupación por la participación de Irán en la negociación del acuerdo.

Más temprano, Rusia e Irán se reunieron con Turquía para firmar un pacto para la creación de zonas de seguridad.

Estados Unidos, que ha apoyado a algunos grupos rebeldes de Siria, envió a observadores a las conversaciones de Astaná, pero no fue parte del acuerdo.

Algunos miembros opositores de Siria presentes en Astaná se opusieron al acuerdo, en particular a la participación de Irán como un aliado clave del presidente sirio Bashar al Asad.

Estado Unidos también tiene dudas sobre el papel que juega Teherán, y cuestionó el compromiso de paz de la república islámica.

"Seguimos preocupados sobre el acuerdo de Astaná, incluida la participación de Irán como 'garante'", dijo Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado.

"Las actividades de Irán en Siria solo han contribuido a la violencia, no a detenerla, y su incuestionable apoyo al régimen de Asad ha prolongado la miseria de los sirios de a pie", agregó.

Nauert dijo no obstante que Washington "aprecia los esfuerzos" de los otros garantes -Rusia y Turquía- para desactivar la situación.

"De todos modos, nosotros esperamos que este acuerdo pueda contribuir a desescalar la violencia, termine el sufrimiento de la gente siria y establezca las condiciones políticas para el conflicto", dijo la vocera.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada