EEUU suspende el vuelo de aviones no tripulados en la frontera tras accidente

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) decidió hoy suspender todos los vuelos de sus aviones no tripulados para vigilar las fronteras del país, tras el accidente de uno de ellos.

Según indicó hoy la CBP, un avión no tripulado del tipo Predator, similar a los "drones" utilizados en misiones militares en el extranjero, sufrió un fallo mecánico en la zona costera del sur del estado de California.

Al percatarse de que el aparato no iba a poder aterrizar en su base de Sierra Vista (Arizona), los operadores decidieron hacerlo estrellar en el Pacífico, frente a la costa de San Diego, previsiblemente para evitar el peligro de un accidente en una zona habitada y no exponer su tecnología militar.

Las causas del fallo mecánico que llevaron a estrellar este avión dirigido a distancia, valorado en unos 12 millones de dólares, todavía son "desconocidas", según esta oficina.

La flota de aviones no tripulados de la CBP estaba compuesta por diez Predator, aparatos que la agencia no llama "drones" debido a que no operan de manera tan automática como sus equivalentes militares, que van armados con misiles.

La Guardia Costera estadounidense se desplazó inmediatamente para recuperar los restos del aparato que puedan seguir flotando cerca de la costa de San Diego.

La agencia de aduanas utiliza los Predator desde 2005 en la frontera con México y desde 2009 en la frontera norte, para mejorar la lucha contra la inmigración ilegal y contra potenciales actividades terroristas.

Los aviones no tripulados pueden detectar movimientos en tierra y operar durante unas 20 horas ininterrumpidas a alturas de hasta 15.000 metros.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7