ELN vuelve a atacar policías y Duque insiste a Cuba que entregue negociadores

El ELN volvió a atacar a la Policía, sin consecuencias para los uniformados, mientras el Gobierno persistió este miércoles en su intención de conseguir que Cuba le entregue a los negociadores de paz de la guerrilla que están en la isla, por el atentado que hace una semana dejó 20 cadetes muertos en Bogotá.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) perpetró dos ataques contra estaciones policiales de Anorí, en el departamento de Antioquia (noroeste), y de Saravena, en el departamento de Arauca (este), donde uno de los atacantes falleció, otro resultó herido y dos transeúntes venezolanos sufrieron lesiones.

Estos son los primeros atentados contra la Policía luego del ataque del jueves pasado con un carro bomba la Escuela de Cadetes General Francisco de Paula Santander, que dejó 20 muertos, más el autor material, y 68 heridos.

Por ese ataque resultaron también afectadas las instalaciones del juzgado de Saravena, así como unas camionetas que estaban estacionadas en el área.

El primero de los ataques ocurrió en Saravena, donde guerrilleros lanzaron una granada contra la estación de Policía, ante lo cual los uniformados respondieron y hubo un cruce de disparos que dejó uno de los atacantes muertos y otro herido.

La otra incursión sucedió en Anorí, donde se registró la detonación de un artefacto explosivo que no dejó heridos y solo afectó a una camioneta de la institución.

Por su parte, el presidente colombiano, Iván Duque, quien participa de la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), responsabilizó a los miembros del equipo negociador del ELN en La Habana del atentado de la semana pasada e insistió al Gobierno cubano que entregue a los miembros de la delegación que allí están.

"Se trata de una organización terrorista que se adjudicó este acto y que tiene una cadena de mando, así como un comando central, con miembros de este comando que están en La Habana", dijo el mandatario a Efe al término de un evento en el Foro de Davos.

El jefe de Estado reactivó el viernes pasado las ordenes de captura contra los negociadores, ante lo cual Cuba invocó el sábado protocolos diplomáticos para no hacerlo.

En ese sentido, señaló hoy que su Gobierno no quiere ninguna confrontación con el de Cuba y recordó que ha "sido muy respetuoso en solicitarle que entreguen a las personas detrás de estos atentados".

Sobre eso se refirió el ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, quien reiteró que su país condena el terrorismo "en todas sus formas, contra quien sea y hecho por quien sea".

Descartó además que por esta situación se vayan a dificultar las inversiones extranjeras hacia la isla y recordó que Cuba ha apoyado varios procesos de paz colombianos.

"Nosotros no solo les ofrecimos nuestras condolencias al Gobierno y al pueblo de Colombia, también reafirmamos nuestro principio de no favorecer ni permitir ninguna organización ni actividad terrorista, porque el terrorismo nosotros lo condenamos en todas sus formas, contra quien sea y hecho por quien sea", dijo.

Entre tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU analizó hoy el proceso de paz con las FARC en Colombia, en una sesión ya prevista con antelación, pero marcada por el reciente atentado terrorista de Bogotá y a la que asistió el canciller, Carlos Holmes Trujillo.

En Nueva York, la ONU le dio un espaldarazo a Colombia y lo animó a seguir avanzando hacia la paz, pese al ataque contra la Escuela de Policía en Bogotá.

"Los trágicos acontecimientos de la semana pasada en Bogotá nos recuerdan una vez más la urgencia de poner fin a la violencia y perseverar en los esfuerzos para garantizar un futuro más pacífico para todos los colombianos", señaló el enviado de la organización al país, Carlos Ruiz Massieu. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes