EU: Alegatos de Morales sobre DEA son "absurdos"

WASHINGTON (AP). El Departamento de Estado calificó el viernes como "totalmente absurdas" las acusaciones de espionaje hechas por el presidente boliviano Evo Morales como argumento para suspender las actividades en el país a la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos.

"Las rechazamos categóricamente", dijo el portavoz Robert A. Wood, indicando que la decisión de Morales, un ex líder de cultivadores de coca, "va a tener un impacto en el pueblo boliviano".

Wood no dio detalles sobre el tipo de impacto, pero al parecer se refería a la inminente suspensión de Bolivia de los beneficios creados por la ley de preferencias comerciales andinas (ATPA), que le permitieron desde 1991 crear unos 30,000 empleos directos y generar exportaciones sin aranceles a Estados Unidos por 300 millones de dólares al año.

La secretaria de Estado Condoleezza Rice había ya anunciado hace dos semanas que "lamentablemente" Estados Unidos suspenderá a Bolivia esos beneficios, que también alcanzan a Colombia, Ecuador y Perú.

El motivo esgrimido para la marginación comercial es la falta de cooperación de Morales en la lucha contra las drogas en Bolivia, que junto con Perú produce la mayor parte de la coca en el mundo, materia prima de la cocaína.

Morales estará en Washington el 19 de noviembre, para hablar en favor de su causa. No hay una entrevista prevista con el presidente George W. Bush, pero sí una presentación ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), dijeron fuentes bolivianas.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos dijo esta semana que no haría "ninguna gestión" en Washington en favor de Bolivia debido a que las preferencias del ATPA fueron creadas para ayudar a los países que participan en la lucha antinarcotráfico.

La decisión de Morales en el fin de semana de suspender las actividades de la DEA agrava las ya maltrechas relaciones de su gobierno con Estados Unidos. En semanas recientes, Morales ya ha expulsado del país al embajador estadounidense y suspendido las actividades de USAID, la agencia internacional para el desarrollo que coordinaba la ayuda estadounidense a Bolivia en las zonas cocaleras.

En un diálogo regular con reporteros, Wood dijo que "Estados Unidos ha tenido un buen nivel de cooperación con el gobierno boliviano en los últimos 35 años en cuanto a la lucha antinarcóticos".

"Si el gobierno boliviano decide cortar sus relaciones de trabajo con nosotros en ese campo, eso va a tener un impacto en el pueblo boliviano", declaró. "Vamos a continuar buscando formas de hacer lo que tenemos que hacer para combatir los narcóticos en la región".

Si Bolivia es suspendida de las preferencias bajo la calificación de que no coopera en la lucha antidrogas, Morales tendría problemas en algunas gestiones internacionales, especialmente ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otras instituciones financieras, controladas por Estados Unidos.

El ministro boliviano de Hacienda Luis Arce dijo recientemente en Washington que si el petróleo bajaba de los 73 dólares el barril, su país enfrentaría dificultades para equilibrar su presupuesto que fue calculado sobre ese nivel y tendría que buscar ayuda en el FMI. El viernes, el petróleo cerró a 61 dólares.

Igualmente, las acciones de Morales desde que asumió el cargo hace casi tres años han llevado al Departamento de Estado a congelar una ayuda de 600 millones de dólares que estaba siendo considerada por la Cuenta del Milenio, de ayuda contra la pobreza.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes