EU: Aumentan disputas internacionales por custodia de niño

NEWARK, Nueva Jersey, EU ( AP). Fue un romance de película: un apuesto estadounidense que trabajaba como modelo en Italia se enamora de una beldad brasileña que estudiaba diseño de modas en Milán. Se casan en 1999, se radican en un pueblo de gente pudiente sobre la playa en Nueva Jersey, cerca de Nueva York, y tienen un hijo.

Cuatro años después, sin embargo, la historia de amor da paso a una pesadilla diplomática.

La mujer, Bruna Bianchi, viajó a Brasil con su hijo para visitar parientes en el 2004 y jamás regresó a Estados Unidos. Desde entonces, el marido, David Goldman, pelea en los tribunales por recuperar a su hijo.

Este caso es el que más repercusión periodística ha tenido, pero dista mucho de ser algo aislado, ya que abundan las disputas legales internacionales en torno a la custodia de niños que han sido sacados del país por uno de sus padres. El Departamento de Estado dice que ha habido un significativo aumento en esos casos: en el 2008 más de 1,000 menores estadounidenses fueron sacados del país por uno de los padres, lo que representa un incremento del 35% en relación con el año previo.

Las batallas legales se complican cuando los países involucrados no se ponen de acuerdo en torno a quién debe tener la custodia del menor.

" No pasa solo en Estados Unidos, ocurre en todo el mundo", afirmó Julie Furuta-Toy, directora de la Oficina de Asuntos de Menores del Departamento de Estado. " Y a la larga, los que más sufren son los chicos".

El Departamento de Estado ha venido estudiando cuáles son los factores que pueden incidir en lo que describe como " un marcado aumento" en los secuestros de menores estadounidenses, según Furuta-Toy.

Un factor podría ser la inestabilidad de la economía estadounidense, señaló. Cuando una persona nacida en el exterior se queda sin trabajo, uno de los integrantes de una pareja puede decidir regresar a su país y llevarse a un niño. Otras posibles razones son el aumento en los matrimonios entre personas de distintos países.

Charles Abut, abogado especializado en temas familiares, dijo que la cantidad de disputas legales internacionales por la custodia de menores ha aumentado paralelamente al incremento de la globalización y de los casamientos entre personas de diferentes nacionalidades en la última década.

" Vivimos en un mundo mucho más globalizado, en el que las distancias no son tan grandes y la gente viaja mucho", expresó Abut. " Cuando uno combina la facilidad para viajar al exterior con un divorcio, se producen estos secuestros, por así decirles".

Las disputas en torno a menores que han sido sacados del país por uno de los padres sin el consentimiento del otro pueden ser complicadas y costosas, involucran distintos sistemas legales y pueden prolongarse por años, generando gran incertidumbre en los menores.

Ni siquiera los casos amparados por la Convención de La Haya sobre Secuestros Internacionales --un tratado con normas sobre la forma que se deben seguir con los menores sacados de un país sin el consentimiento de uno de los padres-- se resuelven pronto. El caso de Goldman es un buen ejemplo: ya van cinco años de litigios legales pese a que tanto Brasil como Estados Unidos son signatarios del tratado.

Bianchi se divorció de Goldman poco después de irse a Brasil, donde se volvió a casar. Falleció el año pasado al dar a luz una niña. Sean Goldman, quien hoy tiene nueve años, ha estado viviendo con su padrastro y con otros familiares a pesar de varias intimaciones judiciales para que sea entregado a su padre biológico.

El caso ha llegado a los estrados más altos de los gobiernos de Brasil y Estados Unidos. El propio presidente estadounidense Barack Obama pidió que el niño sea entregado a Goldman, mientras que la Corte Suprema brasileña rechazó una solicitud de que se anule una orden de un juzgado de que el menor sea entregado a Goldman. La entrega, no obstante, seguramente será demorada por una apelación presentada por los familiares brasileños del menor.

El Departamento de Estado dice que el objetivo es resolver estos casos lo más rápidamente posible, para evitar que los niños sufran una separación prolongada de su padre.

En casos extremos, el menor puede terminar en manos de terceros.

La española María José Carrascosa lleva más de dos años en una cárcel de Nueva Jersey por negarse a acatar una orden de un tribunal estadounidense de que traiga de vuelta a su hija, a la que dejó bajo el cuidado de sus abuelos en España mientras tramitaba su divorcio en Estados Unidos.

Un juez estadounidense le concedió al padre, Peter Innes, la custodia exclusiva de la menor, en tanto que un tribunal español dispuso que la niña permanezca en España hasta los 18 años. La niña sigue viviendo con sus abuelos y no ha visto a ninguno de sus padres por varios años.

Funcionarios del Departamento de Estados, jueces estadounidenses y funcionarios españoles viajaron recientemente a La Haya en busca de una mediación, pero no se informó del resultado de la gestión.

El representante republicano del estado de Nueva Jersey Chris Smith ha estado apoyando a Goldman y presentó un proyecto de ley que haría que Brasil sea eliminado de un programa que exime de pagar impuestos aduaneros hasta que el hijo de Goldman sea entregado a su padre.

Smith dice que desde que tomó cartas en este caso, ha sido contactado por mucha gente de todo el país envuelta en disputas internacionales por la custodia de sus hijos. Indicó que la batalla de Goldman ha hecho que se preste más atención a un tema importante.

" Con sus heroicos esfuerzos por recuperar a su hijo, le dio esperanzas a otras familias y le quitó el velo a este serio problema en el Congreso estadounidense", manifestó el legislador. " Es un asunto grave, de alcance global, en torno al cual el Congreso, la Casa Blanca y el Deparamento de Estado deben hacer mucho más de lo que han hecho hasta ahora".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes