EU: Bravucones provocan cuatro suicidios en una escuela

MENTOR, Ohio, EU ( AP). El cuerpo de Sladjana Vidovic yace en un féretro abierto, luciendo el vestido rosa que pensaba usar en la fiesta de graduación de la escuela secundaria. Días atrás se había colocado una soga al cuello, atado el otro extremo a una cama, y se había tirado por la ventana de su habitación.

Dejó notas en inglés y en su croata natal en las que decía de sus padecimientos en laMentor High School, donde otros estudiantes se burlaban de su acento, la ofendían diciéndole cosas como " perdida" y le tiraban comida.

Fue la cuarta vez en poco más de dos años que un estudiante que se sintió acosado en una secundaria de este suburbio de Cleveland sobre el lago Erie murió porque se suicidó (tres casos) o por una sobredosis de antidepresivos. Uno fue hostigado por ser gay, otro por tener problemas de aprendizaje, un tercero porque era un muchacho al que le gustaba vestirse de rosado.

Dos de esas familias, incluida la de Vidovics, están demandando al distrito escolar, diciendo que no hizo nada para impedir el acoso que motivó esas muertes. Las demandas se producen en momentos en que la opinión pública nacional está conmocionada por una serie de suicidios de adolescentes, incluidos varios gay.

Mentor es una apacible comunidad sobre la playa, que CNN y la revista Money colocaron en sus listas de "los 100 mejores lugares para vivir" en Estados Unidos.

La familia Vidovic, sin embargo, experimentó el lado oscuro de esta comunidad.

Suzana Vidovic encontró el cuerpo de su hermana colgando en el frente de la casa. La familia vio como las muchachas que habían atormentado por meses a Sladjana se acercaron al ataúd y comenzaron a reírse.

___

Sladjana Vidovic, cuya familia vino a este rincón en el noreste de Ohio desde Bosnia cuando ella era chiquita, era bonita, vivaz y encantadora. Le encantaba bailar.

"No dejaba de reírse y de escuchar música", recuerda su padre, Dragan.

En la escuela las cosas fueron distintas. Se burlaban de su acento. Le decían "ramera". Un muchacho la empujó por una escalera. Una niña la golpeó en la cara con una botella de agua.

Recibía llamadas telefónicas en medio de la noche en las que le decían que regresase a Croacia porque si no la matarían, relata su hermana Suzana Vidovic.

"Sladjana les hizo frente, pero hacia el final ya no ofreció resistencia", expresó su mejor amiga, Jelena Jandric. "Ya no lo soportaba".

Los padres de Vidovic dicen que le pidieron a la escuela varias veces que interviniese y que la escuela prometió hacerlo.

Cuando la familia pidió los archivos de sus quejas en la escuela, le dijeron que se habían perdido en un cambio de computadoras. Fue entonces que radicó su demanda.

___

Eric Mohat era extrovertido y bullicioso, y le gustaba vestir de rosado la mayor parte del tiempo. Sufrió cuando no lo seleccionaron como el soprano número uno del coro en su escuela.

Llevaba siempre un monito de tela llamado Georges que sentaba a su lado en clase.

"Era una broma", cuenta su padre, Bill. "Todas las niñas venían y acariciaban el animalito".

La familia de Mohat y sus amigos dicen que el muchacho no era gay, pero que mucha gente pensaba que sí lo era.

"Nos contó que le decían marica, homosexual", dijo la madre, Jan.

Unos matoncitos escolares una vez le tiraron una pila de libros por las escaleras y le dijeron, "recógelos, maricón", relata un amigo de Eric, Dan Hughes.

Muchos chicos lo insultaban.

Eric Mohat se pegó un tiro el 29 de marzo del 2007, dos semanas antes de un viaje a Hawai con el coro.

Varios chicos le dijeron a los Mohat que su hijo era atormentado por otros estudiantes en la clase de matemáticas. La familia de Eric exigió una investigación policial, pero se determinó que no había habido delito alguno.

Dos años después, los Mohat demandaron al distrito escolar, al director de la escuela, al superintendente y al profesor de matemáticas.

___

Meredith Rezak, de 16 años, se pegó un tiro en la cabeza tres semanas después de la muerte de Mohat, quien era su amigo.

Era una niña brillante, sociable, popular jugadora de vóleibol. Poco antes de su suicidio se había unido a un grupo escolar, la Alianza Gay-Heterosexual, y le había dicho a familiares y amigos que creía que podía ser gay.

Un amigo, Drew Juratovac, cuenta que a Rezak le decían cosas, "tonterías", pero que nadie se dio cuenta de que la estaba afectando.

"Meredith finalmente reveló que era lesbiana y a partir de entonces hubo mucho hostigamiento, porque ya no encajaba entre las otras chicas", manifestó.

Su mejor amigo Kevin Simon, sin embargo, no cree que eso haya incidido en su suicidio. Dijo que Rezak tenía problemas graves en su casa, que no tenían nada que ver con la escuela.

Un año después de la muerte de Rezak, uno de sus dos hermanos, Justin, de 22 años, se pegó también un tiro. Se dijo que sufría de depresión.

En marzo de este año, el otro hermano, Matthew, murió de una sobredosis, a los 21 años.

___

La mayoría de las mañanas, Jennifer Eyring tomaba Pepto-Bismol para calmar su estómago y le pedía a su madre que la dejase quedarse en casa pues no quería ir a la escuela.

"Yo la hacía ir. Y ahora lloro por haberlo hecho", cuenta la madre, Janet.

Eyring, de 16 años, era una jineta experta pero tenía problemas de aprendizaje y no oía bien. Iba a clases especiales y por eso la maltrataban otros estudiantes.

Al finalizar el segundo año de la secundaria, su madre la sacó de la Mentor High School y la anotó en un curso por internet. Pocos meses después, una noche Jennifer le dijo a sus padres que había tomado algunas pastillas antidepresivas de su madre para sentirse mejor. Horas más tarde murió de una sobredosis.

Los padres no responsabilizan a la escuela, pero creen que su hija estaría viva hoy de no haber sido hostigada allí.

___

Ningún empleado de la escuela quiso hablar para este reportaje ni dar detalles de su programa para prevenir el acoso de estudiantes.

Barbara Coloroso, experta en este tipo de hostigamientos, dice que la escuela está tolerando una "cultura perversa" y que sus directivos deberían ser considerados responsables de los suicidios, junto con los estudiantes hostigadores.

"Estos hostigamientos no empiezan como un delito. Pero hay que castigarlos la primera vez que alguien usa un término fuerte con otra persona", sostuvo Coloroso. "Es ahí que empiezan a deshumanizar a esa persona".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes