EU: Demócratas esperan que hispanos salgan a votar

WASHINGTON (AP). Los hispanos podrían ser los votantes clave en elecciones muy disputadas de varios estados. Otro tema es si saldrán a votar.

Arturo Vargas, director ejecutivo del grupo National Association of Latino Elected and Appointed Officials, dijo que los hispanos tienen el poder de empujar la balanza hacia un lado o el otro en varios comicios para escoger gobernador, además de los del Congreso.

El problema es la participación. Un sondeo del Centro Hispano Pew sobre votantes hispanos el mes pasado descubrió que éstos son mucho más propensos a no votar que los votantes no hispanos. Más de dos tercios de los que esperan votar planean apoyar al candidato demócrata en su distrito, señaló la encuesta.

Vargas proyecta que 6,5 millones de hispanos votarán este año, un aumento de los 5,6 millones de hispanos que votaron en las elecciones parlamentarias del 2006. La oficina del censo calcula que unos 9,7 millones de hispanos votaron en el 2008.

"No es tan sólo en las zonas donde los hispanos se presentan como candidatos que los votantes hispanos marcarán la diferencia, sino en los estados con batallas electorales entre no-hispanos", dijo Vargas, cuya organización registra el voto hispano.

El distrito de la representante Loretta Sánchez en el sur de California y el de Ciro Rodríguez en Texas cuentan con una fuerte base de votantes hispanos pero sus puestos de trabajo también dependen de cuantos hispanos acudan a las urnas.

A diferencia de las últimas elecciones de mitad de trimestre del 2006, estados con un gran número de hispanos llevarán a cabo las batallas electorales más competitivas este año. Eso va a favor de los demócratas, dijo Andrés Ramírez, vicepresidente de la Nueva Red Democrática, un grupo liberal de investigación.

Citó a California, Texas y Nevada, donde el líder de la mayoría en el Senado ha cortejado a los hispanos con anuncios en español y con un intento fallido para lograr que el Senado vote en otorgar a los jóvenes hispanos en Estados Unidos la oportunidad de obtener la ciudadanía.

En Nuevo México, donde un tercio de los votantes registrados son hispanos, la republicana Susana Martínez tiene una buena oportunidad de convertirse en la primera gobernadora hispana escogida de la nación. Los republicanos también esperan que Bill Flores robe el escaño del demócrata Chet Edwards en Texas y que Jon Barela desbanque al representante Martin Heinrich en Nuevo México.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes