EU: Esposa de gobernador infiel pide el divorcio

CHARLESTON, Carolina del Sur (AP). La primera dama de Carolina del Sur presentó un pedido de divorcio meses después de que se conociera el amorío que su esposo, el gobernador Mark Sanford, mantenía con una mujer argentina.

Jenny Sanford, ex vicepresidenta de una empresa de Wall Street, había dicho hace unos meses que estaba dispuesta a reconciliarse con el gobernador republicano, incluso tras la publicación de los correos electrónicos que él y su amante se enviaban.

Sanford también admitió haber "cruzado la raya" con otras mujeres, en una entrevista con la AP.

La esposa del mandatario había dicho que el comportamiento de Sanford era "inexcusable", pero que estaba dispuesta a darle una nueva oportunidad. Sin embargo recientemente dijo que estaban separados.

Jenny Sanford y los cuatro hijos de la pareja se mudaron a una casa de playa del matrimonio en Sullivans Island, mientras el gobernador se quedó en la capital estatal, Columbia, y los visitaba de vez en cuando.

"Esto se produce después de varios intentos infructuosos de reconciliación, aunque todavía estoy dispuesta a mantener pacífico el proceso que tiene por delante nuestra familia", dijo la mujer en una declaración. Un portavoz del gobernador no formuló comentarios de inmediato.

El anuncio tiene lugar después de una semana de altibajos en la relación. Un panel legislativo reprochó al gobernador por su conducta, éste dijo a la prensa que quería reconciliarse con su esposa, y ella dijo en una entrevista con el canal ABC que las acciones de su marido "me hirieron y me causaron consecuencias, pero de ningún modo rebajaron mi autoestima".Mark Sanford, de 49 años, desapareció durante casi una semana a fines de junio para ver a su amante argentina, sin revelar su paradero a su personal, su esposa ni al resto del estado. Al principio, sus asistentes habían dicho a la prensa que estaba en los Apalaches.

Jenny Sanford dijo que se enteró de la relación extramarital en enero cuando encontró la copia de una carta que su marido había enviado a su amante. "Una cosa es perdonar el adulterio, otra muy distinta es aprobarlo", dijo a la AP en una entrevista exclusiva dos días después que el gobernador anunció el incidente en una conferencia de prensa.

"Se le dijo en términos inequívocos que no la viera", dijo Jenny Sanford. "Yo esperaba que él estuviese en los Apalaches. Pero no me preocupaba por su seguridad. Yo esperaba que estuviese haciendo un verdadero examen de conciencia en algún sitio y me sentí devastada al descubrir que estaba en Argentina. Es trágico".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes