EU: Familia de bebé secuestrada en problemas económicos

NASHVILLE, Tenesí, EU ( AP). María Gurrola soportó haber sido herida a puñaladas hace un año y medio por un intruso que secuestró a su bebé de cuatro días de nacida, pero asegura que parte del peor daño permanente de ese delito fue la miseria económica que le ha causado a su familia.

La mujer arrestada por el caso, Tammy Silas, se declaró el lunes culpable de secuestro en una corte federal a cambio de una sentencia de 20 años de prisión. El juez podría imponer una condena más severa en la sentencia programada para el 11 de julio, y Silas podría modificar su declaración.

Debido a la incertidumbre, Gurrola dijo el martes en una entrevista que no puede comentar sobre el caso en proceso en corte. En vez de eso, habló sobre el efecto que el crimen del 29 de septiembre del 2009 tuvo en su familia.

" Antes que esto sucediera, nuestra familia era normal", dijo en español. " Tanto mi esposo y como yo teníamos trabajo".

" Luego que esto pasó, perdí mi trabajo. Mi esposo faltó mucho al suyo... Tuvimos que pagar a médicos, psicólogos, oculistas. Tuvimos que mudarnos de nuestra casa. Tuvimos que vender una camioneta tan solo para pagar la renta".

Gurrola dijo que su esposo trabajaba en la construcción y ella limpiaba casas. Juntos ganaban entre 1,000 y 1,500 dólares por semana. Ese ingreso se fue a cero por un tiempo y desde entonces ha rebotado a unos 200 dólares semanales. Su renta es de 700 dólares al mes.

La pareja no se encuentra legalmente en el país, pero Gurrola dijo que han solicitado una visa especial para víctimas de delito.

El acuerdo de declaración indica cómo Silas, que reside de Alabama, eligió a Gurrola en una oficina de ayuda alimenticia y posteriormente fue a su casa, identificándose como una agente de inmigración que deseaba hablarle sobre información que la originaria de Durango, México, había proporcionado al gobierno.

" La acusada exigió que le mostrara al bebé y, cuando se negó, atacó a Gurrola con varios objetos, incluyendo sus puños, botellas de cerveza, una navaja hallada en la residencia y esposas de plástico que la acusada traía consigo", se lee en la declaración.

Los investigadores hallaron al bebé, Yahir Anthony Carrillo-Gurrola, tres días después en el hogar de Silas en Ardmore, Alabama.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes