EU y GB invadieron Irak con base en datos cuestionables

LONDRES ( AP). El ex director de inspección de armamentos de las Naciones Unidas, Hans Blix, dijo el martes a los investigadores británicos de la guerra en Irak que tanto Gran Bretaña como Estados Unidos se basaron en fuentes dudosas de espionaje antes de invadir aquel país en 2003.

Blix dijo que ambas naciones basaron sus evaluaciones en informaciones de escasa confiabilidad.

" Deberían haberse dado cuenta, supongo, tanto en Londres como en Washington, que sus fuentes eran débiles", afirmó. " Sus fuentes buscaban armas, no necesariamente armas de destrucción masiva. Deberían haber sido más críticos al respecto".

Blix dijo que advirtió al entonces primer ministro británico Tony Blair en una reunión en febrero de 2003, y en encuentros separados a la secretaria de estado norteamericana Condoleezza Rice, que Saddam Hussein podía no tener armas de destrucción masiva.

Afirmó que les dijo a Rice y Blair que su " fe en los datos de inteligencia se había debilitado".

Aunque Blix formuló opiniones similares antes, su testimonio en la investigación se suma a los de otros sobre los dudosos datos de inteligencia que existían antes de la guerra y que trazan un panorama cada vez más claro de que Estados Unidos marchaba inevitablemente al conflicto sin hacer caso a toda evidencia en contrario.

Blix opinó que Blair _que también había presentado su testimonio antes_ era sincero al insistir en que Saddam escondía armas y desafiaba a la comunidad internacional.

" Creo por cierto que era absolutamente sincero en su suposición", afirmó Blix. " Lo que cuestioné era su juicio".

El panel de investigación de cinco miembros fue organizado por el gobierno británico para examinar la justificación de la guerra y los errores de planificación para la reconstrucción posterior.

Blix ha dicho anteriormente de forma reiterada que los inspectores tuvieron demasiado poco tiempo para determinar si Saddam escondía o no armas de destrucción masiva, como creían Estados Unidos y Gran Bretaña.

Afirmó que, inmediatamente antes de la invasión encabezada por los estadounidenses en 2003, sus inspectores revisaron tres decenas de sitios donde según los datos de espionaje de Estados Unidos y Gran Bretaña contenían armas y comprobaron que no era cierto.

"Manifesté antes, mucha veces, que sería paradójico invadir Irak con 250,000 hombres y hallar tan poco", dijo Blix, refiriéndose a la entrevista con Blair.

Blix opinó que Washington se inclinaba hacia una acción bélica después de los ataques terroristas del 2001 sin prestar atención a las opiniones opuestas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes