EU: Obama hace historia al jurar como 1er presidente negro

WASHINGTON (AFP). Barack Obama inscribe hoy martes su nombre en la Historia al jurar como el primer presidente negro de Estados Unidos ante una enorme multitud en Washington, para dar inicio a un gobierno que estará cercado por las adversidades: recesión económica y frentes bélicos abiertos.

Obama, a sus 47 años, coronará una meteórica carrera política que recién se colocó bajo los reflectores en 2004, cuando jure su cargo en las escalinatas del edificio del Congreso a las 11H30 locales (16H30 GMT), junto a quien será su vicepresidente, Joe Biden.

Después de ser investido como el presidente 44 de Estados Unidos, Obama encabezará un desfile de más de 10,000 personas por el centro de Washington. Pero no sin antes ofrecer un esperado discurso, que provoca expectativas dada la buena oratoria del nuevo mandatario.

Se espera que alrededor de un millón de espectadores desafíen las bajas temperaturas y se congreguen para observar los históricos actos, que transcurrirán bajo un inédito operativo de seguridad que incluye más de 12,000 militares y policías, con patrullaje aéreo, terrestre y fluvial.

La víspera, durante la jornada de conmemoración del activista negro por los derechos civiles Martin Luther King, Obama insistió en lo complejo de los retos que enfrenta su país, pero ofreció renovar la promesa del sueño americano.

"Estamos resueltos a caminar juntos. Y al avanzar en la misión de renovar la promesa de este país, recordemos la lección de King: que nuestros sueños separados son en realidad uno solo", indicó Obama en un comunicado, en el que rindió tributo al defensor de la igualdad racial, asesinado en 1968.

Pero Obama, hijo de padre keniano y madre blanca de Kansas, advirtió: "No voy a pretender que superar estos obstáculos será fácil (...) Pero no se olviden de que el verdadero carácter de nuestra nación se revela no en los tiempos de comodidad y calma", sino en situaciones adversas.

El flamante presidente dedicó el lunes al trabajo comunitario, y en concordancia con su llamado a la acción, no dudó en deshacerse de su chaqueta y remangarse la camisa para pintar y decorar un albergue para jóvenes sin hogar.

La mayoría de los estadounidenses son optimistas ante la llegada de Obama, según encuestas, pero le exigirán resultados ante la apremiante situación del país, que conjuga una recesión no vista en décadas y guerras abiertas en Afganistán e Irak.

Obama intentará materializar su oferta de romper con las políticas reinantes durante los ocho años de gobierno de George W. Bush. Ello incluye el retorno de las tropas de Irak y el replanteamiento del conflicto en Afganistán, además del cierre del polémico centro de detención de Guantánamo, isla de Cuba.

También intentará impregnar a Washington de un espíritu bipartidista. Como muestra de su intención, el lunes ofreció un brindis por su rival en las elecciones de noviembre, John McCain, a quien anunció que ahora llega una nueva era "de cooperación construida sobre las cosas que tenemos en común".

Durante el acto de investidura, el secretario de Defensa, Robert Gates, permanecerá en una locación desconocida, y se convertiría en el "sucesor designado" de Obama, en el caso de una catástrofe.

La jornada, que se iniciará con la asistencia a misa de Obama y Biden junto a sus esposas, culminará con diez galas oficiales en honor del nuevo mandatario, quien luego podrá retirarse a descansar en su nuevo hogar, la Casa Blanca, acompañado de su esposa Michelle y sus dos hijas Malia y Sasha.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes