EU: Sitios históricos presentan visiones más abarcadoras

CHARLOTTESVILLE, Virginia (AP). Thomas Jefferson no se planchaba la ropa ni cocinaba para las grandes fiestas que daba.

Los administradores de la hacienda de Jefferson están tratando de mostrar la vida y las actividades de todos los empleados del lugar, que ofrecieron la infraestructura que le permitió a Jefferson hacer todo lo que hizo. Otros sitios históricos han encarado proyectos similares, que ayudan a presentar una visión más detallada de la historia.

Los conservadores de la hacienda del tercer presidente de Estados Unidos están empleando sus diarios personales, hallazgos arqueológicos y otros elementos para presentar una imagen más profunda de un presidente que sobresalió en la política, la ciencia, la diplomacia, la literatura y otros terrenos. También buscan atraer un público más amplio, incluida una mayor cantidad de negros y de representantes de sectores minoritarios, según Leni Sorensen, historiadora que trabaja en Monticello.

"No es que a los visitantes no les interese Jefferson. Les interesa, y quieren ver cómo pudo llevar la vida que llevó, qué había detrás de todo eso", expresó Sorensen. "Se darán cuenta de que lo ayudaron esclavos competentes, con muchas habilidades".

Una nueva exhibición permanente inaugurada en junio en el subsuelo de Monticello muestra los sitios donde los esclavos trabajaban como cocineros, sirvientes y en otras funciones, y cómo sus vidas se cruzaban con las de la familia de Jefferson y las de sus visitantes.

La muestra incluye figuras del tamaño real del mayordomo de Jefferson, Burwell Colbert, quien era un esclavo, así como de su hija Martha, de la sirvienta adolescente Israel Gillette y de otros personajes, junto a objetos hallados en excavaciones, como dedales, planchas y hebillas de zapatos.

Ford Bell, presidente de la Asociación Nacional de Museos (American Association of Museums), dijo que los sitios históricos y los museos están adoptando un enfoque multicultural, alejándose de la "teoría de los grandes hombres" que resaltaba únicamente los logros de Jefferson y otros personajes históricos, sin prestar atención al entorno que posibilitaba esos logros.

"Para contar la verdadera historia hay que contar millones de historias individuales", expresó Bell. "(La de Estados Unidos) Es la historia de distintos grupos culturales y étnicos que se unieron para crear un país, y muchos de ellos fueron vilipendiados y subyugados".

Esta revisión de la historia puede atraer más gente. Si bien la composición demográfica del país está cambiando, la mayoría de los visitantes de los museos históricos siguen siendo blancos. Para atraer un público más diverso, los museos y monumentos ofrecen historias que les pueden resultar más familiares, incorporando en lo posible representantes de minorías étnicas o religiosas, señaló Bell.

En Richmond, Virginia, el American Civil War Center at Historic Tredegar fue uno de los primeros en contar la historia desde la perspectiva del norte, del sur y de los afro-estadounidenses.

El centro permite al visitante ver el legado de la guerra y analizar temas contemporáneos similares, como la oposición a la inmigración y a darle más derechos a los estados, manifestó su presidenta Christy Coleman.

The Hermitage, la plantación que tuvo el séptimo presidente, Andrew Jackson, en Tenesí, actualizó su presentación por video y abrió una muestra que incluye la ley que promovió Jackson, aprobada en 1830, por la cual miles de indígenas nativos tuvieron que emigrar hacia el oeste, para dar paso a los colonos blancos y a la esclavitud.

Algunos visitantes opinaron que la presentación hacía quedar muy mal a Jackson y que no se debía tocar el tema del desplazamiento de los indígenas porque era la parte más negativa de su legado. Sin embargo, Marsha Mullin, vicepresidenta del Hermitage, dice que es importante presentar una visión veraz del país de Jackson.

"Es una era de la que no se sabe mucho, entre la Guerra Revolucionaria y la Guerra Civil", señaló Mullin. "Hay que explicar las razones que generaron la Guerra Civil". La gesta de la independencia de Estados Unidos duró de 1775 a 1783, mientras que la Guerra Civil transcurrió entre 1861 y 1865.

El Servicio de Parques Nacionales también está trabajando en nuevas visiones para los campos donde se produjeron las batallas más importantes de la historia estadounidense.

"Me parece que cuanto más completo sea el contexto que ofrecemos, más gente se interesará", afirmó David Ruth, superintendente del Parque Nacional de Richmond. "Y cuanta más gente venga, mayor será el impacto económico en la región".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes